Liberaldemócratas británicos condenan la ley que permitió detener a Miranda

El Partido Liberal Demócrata condenó hoy la actual legislación antiterrorista británica que posibilitó la controvertida detención, el 18 de agosto en el aeropuerto londinense de Heathrow, del brasileño David Miranda.

Londres, 18 sep.- El Partido Liberal Demócrata condenó hoy la actual legislación antiterrorista británica que posibilitó la controvertida detención, el 18 de agosto en el aeropuerto londinense de Heathrow, del brasileño David Miranda.

En la jornada de clausura de su congreso anual, los liberaldemócratas, socios de los conservadores en la coalición de Gobierno, votaron a favor de una moción para introducir cambios en esa ley, que derivó en el arresto durante nueve horas en Londres del novio del reportero de "The Guardian" Glenn Greenwald.

Agentes británicos requisaron el material electrónico que llevaba encima Miranda cuando hacía escala en el aeropuerto londinense, procedente de Berlín y camino de Río de Janeiro, donde vive con su pareja, el periodista que publicó las filtraciones del extécnico de la CIA Edward Snowden, asilado temporalmente en Rusia.

El viaje que había realizado el brasileño a Berlín tenía motivos laborales y había sido sufragado por el diario británico.

Con solo un voto en contra, los miembros del partido que lidera Nick Clegg, viceprimer ministro británico, se mostraron de manera abrumadora a favor de una moción crítica con los poderes que otorga esa legislación.

La votación se llevó a cabo después de que el secretario de Estado de Interior, el liberaldemócrata Jeremy Browne, considerara que el apartado específico de la legislación antiterrorista introducida en el Reino Unido en 2000, que permitió la detención de Miranda, es "demasiado amplio y autoritario".

El arresto del brasileño provocó críticas de periodistas y asociaciones civiles y generó una queja formal del Gobierno de Brasil.

La legislación antiterrorista británica, aprobada antes de los atentados contra Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001, permite a las fuerzas del orden detener a una persona sin que existan cargos contra ella en puertos o aeropuertos para valorar si está implicada en la preparación o instigación de actos de terrorismo.

Browne consideró hoy correcto que la policía tenga derecho a detener e interrogar a ciertas personas, pero opinó que el Gobierno debe introducir "cambios sustanciales" en esa ley para hacer avanzar la legislación británica "decisivamente en una dirección liberal".

Según el secretario de Estado de Interior, esos cambios incluyen, entre otras modificaciones, una reducción del periodo máximo de detención sin cargos, desde nueve a seis horas, extendiendo el derecho de consultar de manera privada con un abogado.

También la diputada liberaldemócrata Sarah Ludford manifestó sus sospechas de que el uso de esa ley en el caso de Miranda "fue no menos que un intento de intimidar y censurar a 'The Guardian'".

Ludford expresó su temor a que los poderes otorgados por esa legislación hubieran sido mal empleados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING