Martes, 18.06.2019 - 01:37 h
Tras prestar declaración ante el juez

Libertad provisional para la detenida por el rapto de un bebé en Guadalajara

A la mujer se le imputan, "de manera provisional", un delito de detención ilegal y otro de usurpación de funciones públicas.

Imagen de las cámaras de seguridad del Hospital con la mujer portando al bebé.
Imagen de las cámaras de seguridad del Hospital con la mujer portando al bebé.

La mujer detenida el pasado sábado por el rapto de un recién nacido del hospital de Guadalajara ha quedado en libertad provisional tras pasar dos noches en prisión. El Juzgado de Instrucción 1 de Guadalajara ha decretado su libertad provisional y le imputa de manera provisional un delito de detención ilegal y otro de usurpación de funciones públicas, además ha fijado varias medidas cautelares.

Según ha informado este lunes a Efe el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, la detenida pasó el domingo a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción 1, en funciones de guardia, y tras tomarle declaración la juez decretó libertad provisional. De manera provisional se imputa a esta mujer, de 47 años, un delito de detención ilegal y un delito de usurpación de funciones públicas.

La juez ha establecido como medidas cautelares la prohibición de salir de la provincia y de acudir al hospital de Guadalajara, y la obligación de comparecer una vez a la semana ante el juzgado. Las mismas fuentes han agregado que las diligencias previas continúan instruyéndose en sede judicial.

Según explicaron el día de la detención el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, y el comisario jefe en la provincia, José Arroyo, la detenida se hizo pasar por una pediatra para llevarse al bebé de la habitación del hospital con el argumento de que iba a practicarle una prueba médica. La mujer fue detenida tres horas después de llevarse al bebé en una vivienda de Cabanillas del Campo (Guadalajara).

La Policía dio con el paradero del bebé después de que se difundiese el aviso entre las farmacias de la zona. Una de ellas dio la voz de alarma tras atender a una mujer que al pedir leche para el bebé manifestó que no sabía la que tomaba. Tras informarles un vecino que, cerca, una señora había tenido un bebé y había fallecido, localizaron su domicilio.

La mujer tras ser interceptada por la Policía reconoció los hechos. Como aseguró el comisario, "parece ser que esta mujer ha tenido un bebé que ha fallecido y pudiera estar en una situación de trastorno transitorio", por esta razón la acusada también pasó por el hospital para realizar las pruebas pertinentes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios