Lunes, 20.05.2019 - 15:31 h
Puigdemont no puede comparecer como testigo

Los líderes del procés podrán responder en catalán "por motivos emocionales"

El tribunal deniega la traducción simultánea, rechaza unificar todas las causas jurídicas sobre el procés y les permite sentarse con sus abogados.

Juicio del procés
El tribunal resuelve las cuestiones previas en la tercera sesión de juicio / EFE

El presidente del tribunal que juzga la causa del procés, Manuel Marchena, se ha pronunciado esta tercera sesión de juicio sobre algunas de las cuestiones previas planteadas las dos jornadas anteriores. En lo que respecta a la petición de algunos acusados de responder las preguntas en catalán, el magistrado ha dicho que se atiende a esta reclamación en "sus justos términos"; es decir, se les reconoce este derecho "por razones de carácter emocional". No obstante, ha negado que su decisión esté vinculada a una hipotética indefensión -como han alegado las defensas- porque en un año y medio de instrucción, ha dicho, no se había hecho alusión antes a esta posibilidad. En lo que respecta a los escritos en catalán, la Sala da luz verde y asegura que todos ellos gozarán de "plena eficacia jurídica".

Sobre la petición de unificar las diferentes causa relacionadas con la deriva independentista en un mismo procedimiento, Marchena ha negado tajantemente esta posibilidad asegurando que si se procediera en esa línea y se unificara el caso que se siguen en la Audiencia Nacional (contra Josep Lluis Trapero y el brazo político de la policía autonómica) y en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona sobre la organización del referéndum ilegal, se produciría  una "metástasis documental y procesal" que provocaría para los procesados una merma en sus derechos de defensa.

La testifical de Puigdemont es "inviable"

En lo que respecta a la solicitud de comparezca Carles Puigdemont en calidad de testigo, Marchena ha asegurado que se trata de una opción "inviable" y "conceptualmente imposible" de acuerdo con nuestro Código Penal teniendo en cuenta que el expresidente de la Generalitat está procesado en este procedimiento pero no se pudo abrir juicio oral contra él al encontrarse huido en Bélgica. 

"En un proceso penal no se puede cambiar el formato en el que uno comparece. No se puede ir por la mañana de acusado y por la tarde de testigo: es inviable y conceptualmente imposible en nuestro Código Penal. Cuestión distinta es que los imputados que están en otros procedimientos puedan ser llamados, eso sí, como testigo", ha dicho el presidente de la Sala de lo Penal en referencia a Josep Lluis Trapero, procesado en la Audiencia Nacional por el operativo policial del 1-O.

se les permitirá sentarse en un lateral del Salón de Plenos junto con sus letrados en caso de que consideren que es más operativo ubicarse junto a sus defensas. "Reconocemos el permanente esfuerzo de los acusados para comunicarse con los abogados e intercambiarse documentos. Pueden sentarse con ellos, pero los que opten por permanecer en donde están atrás no pueden seguir con el trasiego de documentos", ha apuntado.

"No va a haber limitación de posibilidad de contradicción de los argumentos de las acusaciones por parte de las defensas. Queden tranquilos porque esta Sala solo va a formar criterio por lo que va a percibir aquí en el acto del juicio oral", ha sentenciado Marchena para dar paso a la ronda de interrogatorios que arranca con el exvicepresidente del gobierno catalán. Junqueras se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 25 años de cárcel (y de 74 años en caso de la acusación de Vox) por delito de rebelión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios