Lunes, 25.05.2020 - 05:01 h

Llamamientos a unidad y críticas al Gobierno centran el congreso del PS luso

Los llamamientos a la unidad y las criticas al Gobierno conservador de Portugal dominan el congreso del Partido Socialista (PS) luso que se celebra este fin de semana, tres meses después de que perdiera las elecciones.

Lisboa, 10 sep.- Los llamamientos a la unidad y las criticas al Gobierno conservador de Portugal dominan el congreso del Partido Socialista (PS) luso que se celebra este fin de semana, tres meses después de que perdiera las elecciones.

La diputada Maria de Belém, elegida presidenta de la organización, prometió hoy esforzarse por la "cohesión y unidad" del partido, en cuyas últimas elecciones, hace dos meses, se enfrentaron dos corrientes que ahora se han mostrado dispuestas a zanjar diferencias.

El líder y secretario general del PS, Antonio José Seguro, que sucedió al que fuera primer ministro hasta las elecciones de junio, José Sócrates, lanzó duras críticas al actual Ejecutivo de centro-derecha portugués por las medidas de ajuste que ha adoptado.

Seguro, que exhortó también a la unidad del partido, anunció que no dará un "cheque en blanco" a la política de austeridad de los conservadores para cumplir las exigencias del rescate financiero que pidió Sócrates en abril a la UE y el Fondo Monetario Internacional.

El secretario general de los socialistas acusó al Gobierno de Pedro Passos Coelho de ir "más lejos" en la austeridad de lo que exigen los organismos internacionales, incumplir las promesas electorales y no mostrar sensibilidad social.

Seguró proclamó que el PS responderá por las medidas económicas que se acordaron en el rescate financiero, pero no por los aumentos de precios e impuestos y las reformas aplicados por el Ejecutivo sin tener en cuenta su impacto en la población.

El que fue rival de Seguro en las elecciones internas del PS, Francisco Assis, lanzó también fuertes acusaciones al Gobierno conservador durante su intervención en el congreso, en el que defendió la gestión de Sócrates, con quien fue portavoz parlamentario.

Assis dio muestras de querer enterrar las diferencias con Seguro y se declaró dispuesto a no ser "un líder de facción" y trabajar con la actual dirección del partido, que le derrotó en los comicios internos de junio pasado.

El XVIII Congreso Nacional del Partido Socialista portugués, que ahora es la principal fuerza política de la oposición tras gobernar casi seis años, concluirá mañana domingo en la ciudad lusa de Braga.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING