Llamazares alerta de que el ataque es "una barbaridad" muy similar a Irak

  • Madrid.- El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, ha ratificado hoy el rechazo de su partido al ataque de fuerzas multinacionales sobre Libia, que considera "una barbaridad" que "no tiene nada que ver con los derechos humanos" y que guarda "demasiadas similitudes" y pocas diferencias con la guerra de Irak.

Llamazares alerta de que el ataque es "una barbaridad" muy similar a Irak
Llamazares alerta de que el ataque es "una barbaridad" muy similar a Irak

Madrid.- El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, ha ratificado hoy el rechazo de su partido al ataque de fuerzas multinacionales sobre Libia, que considera "una barbaridad" que "no tiene nada que ver con los derechos humanos" y que guarda "demasiadas similitudes" y pocas diferencias con la guerra de Irak.

Llamazares ha hecho estas consideraciones tras asistir a la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, que ha decidido el formato de la comparecencia de mañana ante el pleno del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedir la convalidación de su decisión de participar en esta operación militar.

Ni siquiera convence al diputado de IU que los ataques cuenten con el aval de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, porque entiende que "una resolución no es una patente de corso" y sin embargo "es utilizada como tal" por parte de los países de la coalición que participan en la operación contra Libia.

"Ni los derechos humanos ni la democracia se imponen mediante la guerra", ha argumentado el portavoz de IU, quien ha remarcado que lo que pretenden los promotores de la coalición es "diseñar el futuro del Norte de África, que para algunos países era más seguro con los dictadores" y ahora quieren "encauzarlo" después de las dictaduras.

Gaspar Llamazares ha subrayado que con su apoyo a esta acción militar, que mañana debe convalidar el Parlamento, el Gobierno socialista "no solamente se carga el 'no a la guerra'", sino algo "muy importante" que se logró tras las movilizaciones contra la guerra de Irak, esto es, la necesaria toma de decisión del Congreso para emprender una acción militar en el exterior.

Como en este caso la decisión ya ha sido adoptada por el Ejecutivo y lo que se hará mañana es debatir su convalidación, considera que se trata de un mero trámite "a posteriori".

Ha insistido además en que los ataques contra Libia "no tienen nada que ver con la defensa de los derechos humanos" ni con la defensa de la democracia y que más bien responden a una intervención "más geoestratégica" que, en su opinión, guarda "demasiadas similitudes con la guerra de Irak".

Y lo ha justificado en los siguientes términos: "una coalición de intereses y no una intervención en favor de los derechos humanos y de la democracia; demasiadas similitudes y pocas diferencias".

Mostrar comentarios