Lunes, 26.02.2018 - 04:33 h
Un 15% más en el último ejercicio fiscal

Así han pasado por la crisis 'los Albertos': disparan su patrimonio a 768 millones

Alberto Alcocer y Alberto Cortina controlan sus inversiones a través de dos sociedades: Imvermelin Patrimonio y Corporación Financiera Alcor.

Alberto Cortina (a la derecha), junto a su primo Alberto Alcocer.
Imagen de Alberto Cortina (a la derecha), junto a su primo Alberto Alcocer. / Efe

Son las sociedades patrimoniales de los inversores Alberto Cortina y Alberto Alcocer: Imvernelin Patrimonio y Corporación Financiera Alcor. Dos firmas que permiten atesorar a los accionistas de ACS un patrimonio conjunto de 768 millones de euros, según sus últimas memorias de resultados.

Se trata de una cifra relevante si se compara, por ejemplo, con el patrimonio que atesora Florentino Pérez a través de Rosan Inversiones, la sociedad paraguas con la que abarca sus inversiones. A través de ella, el presidente de ACS (de la que controla más del 12%) y del Real Madrid, alcanza un patrimonio de 162,5 millones de euros.

La fuerza patrimonial de las empresas de Alberto Cortina y Alberto Alcocer también es relevante si se compara con el beneficio de la propia ACS, ya que incluso supera la rentabilidad de la constructora. La compañía ganó 751 millones de euros durante el ejercicio 2016. Aún no ha desvelado cómo le fue en 2017.

En el caso de 'los Albertos' se trata además de un patrimonio creciente, porque se ha incrementado un 14,9% durante el último ejercicio fiscal publicado, el 2016. De esa cifra, 480,5 millones de euros corresponden a Corporación Financiera Alcor (que elevó su patrimonio un 13% durante ese ejercicio); mientras que 287,5 millones (un 3% más) los controlan a través de Imvernelin.

Según los últimos registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con la primera controlan más del 9% de ACS, al que suman otro 8,678% gracias a la segunda sociedad de la que son administradores. En cambio, según la última memoria de ACS, cada uno de 'los Albertos' tenía un 2,5% de derechos de voto.

Escasos datos

Los dos inversores no dan excesivos detalles de cómo van sus negocios en las memorias de sus dos patrimoniales, más allá de los datos esenciales sobre la evolución de su actividad durante el ejercicio. No desvelan cómo estructuran sus inversiones o en qué empresas participan. Pero sí indican que ha habido cambios.

En el ejercicio 2016 han pasado a registrar datos sobre su cifra de negocio, mientras que en los ejercicios anteriores engrosaban sus sociedades exclusivamente a través de ingresos financieros. Así, Imvernelin logró una cifra de negocio de 44,6 millones de euros en 2016; mientras que en el caso de Corporación Financiera Alcor sumó 38,3 millones.

En cuanto al resultado neto, la evolución fue desigual. Con Imvernelin, que se dedica formalmente a la compraventa de bienes inmuebles, ganaron 44,1 millones de euros, más del doble que en el año anterior, cuando esta firma registró un beneficio de 18,8 millones.

En cambio, la rentabilidad de Corporación Financiera Alcor, que se enfoca a los servicios financieros y contables, se recortó de manera considerable: en esos doce meses pasó de 94,3 a 32,4 millones de euros. El motivo fueron los citados ingresos financieros logrados en 2015: más de 100 millones de euros.

Las memorias de las firmas de 'los Albertos' también desvelan que cuentan con considerables sumas a cobrar en el futuro, vía préstamos. En conjunto, más de 343 millones de euros.

Temas relacionados
Comentarios