Lunes, 10.12.2018 - 04:08 h
Sigue la violencia callejera

Los CDR elevan la presión sobre Torra y cortan la AP-7 durante más de 15 horas

"El pueblo manda, el Gobierno obedece", fue la consigna de los manifestantes en una exigencia para que se tomen medidas contra los Mossos.

Protesta de CDR
Protesta de los CDR en Tarragona, donde han cortado la AP-7. / CDR de Cambrils

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han vuelto a la carga en esta madrugada de sábado y han cortado la autopista AP-7 en ambos sentidos de la marcha a la altura de L'Ampolla (Tarragona) como medida de protesta por los últimos enfrentamientos entre manifestantes y Mossos. La carretera permaneció bloqueada hasta pasadas las diez de la noche cuando, tras 15 horas, los manifestantes abandonaron la calzada. 

El Servei Català de Trànsit (SCT) registró el inicio de la incidencia a las 7.47 horas y se ordenaron desvíos señalizados hacia la N-340. "¡Estamos cortando la AP-7 a la altura de L'Ampolla! ¡No aflojamos! ¡El pueblo manda, el gobierno obedece! ¡República ahora!", ha reivindicado el CDR de Cambrils (Tarragona) en su cuenta de Twitter.

Antes de esta nueva protesta, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, había dado el viernes cuatro días al conseller de Interior, Miquel Buch, para que reforme la cúpula de su departamento, después de las cargas de los Mossos d'Esquadra contra los manifestantes que el jueves intentaron boicotear dos actos de Vox por el aniversario de la Constitución en Girona y Terrassa (Barcelona).

El corte de tráfico organizado por los CDR ha dejado bloqueados durante horas a camiones y autocares y ha provocado varios kilómetros de retenciones, así como momentos de tensión entre conductores e independentistas. Según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), los automóviles se desviaron por la carretera N-340, que ha acumulado retenciones de hasta tres kilómetros en dirección a Barcelona y de un kilómetro en sentido sur.

Los turismos han sido los primeros vehículos en ser desviados, mientras que algunos camiones y autocares han permanecido parados durante horas a la espera de que se les diera paso para poder acceder al desvío habilitado por la carretera N-340. Miguel, uno de los camioneros afectados por la movilización de los CDR, ha explicado a Efe que ha permanecido parado en Tortosa (Tarragona) cerca de cinco horas y que, para poder acceder a la N-340, se está obligando a los conductores a circular marcha atrás hasta el desvío, una maniobra que considera "muy peligrosa" para los vehículos grandes, especialmente los tráiler articulados.

El bloqueo de la autopista ha desatado momentos de tensión entre camioneros y activistas de los CDR, que se han increpado mutuamente y se han enzarzado en enfrentamientos verbales. Efectivos de los Mossos d'Esquadra se han desplazado al lugar y siguen desde cierta distancia el desarrollo de la movilización, aunque por el momento no han intervenido.

Los activistas independentistas permanecen en la calzada, en algunos casos con los rostros cubiertos por pasamontañas, coreando gritos de apoyo a los presos políticos y consignas para exigir la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas del pasado jueves en Girona y Terrassa (Barcelona) en protestas contrarias a actos de Vox, informa Efe.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios