Martes, 16.07.2019 - 22:49 h
Ha dos meses era un 44%

Los ciudadanos castigan a Sánchez: solo un 20% apoya un Gobierno en solitario

La falta de acuerdo ha pasado factura al gobierno en funciones y ha premiado a PP, Cs y Vox, que multiplican por tres su apoyo social como coalición.

CIS julio 2019
 

La opción de un Gobierno en solitario con capacidad para llegar a acuerdos con el resto de las fuerzas políticas en temas puntuales se ha desplomado en apenas dos meses, y ahora la apoyan solo un 20% de los ciudadanos, la mitad que en mayo. Así se desprende del barómetro poselectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que acaba de darse a conocer, en plena vorágine de negociaciones para formar Gobierno y cuando todo apunta a unas nuevas elecciones ante la incapacidad de los políticos para ponerse de acuerdo. 

También ha bajado un punto la opción de un pacto con Unidas Podemos, que se queda en el 15,8%% de los encuestados, después de que los encuentros realizados entre Iglesias y Sánchez hasta ahora no hayan servido para nada. Frente a ese castigo al PSOE y los partidos de izquierdas, la encuesta poselectoral del CIS que se acaba de publicar mejora en cinco puntos la percepción de que una coalición de gobierno entre los socialistas y Ciudadanos y la coloca en segundo lugar con un apoyo del 16,1%, solo superada por la opción de gobernar en solitario, aunque a solo cuatro puntos. 

Una vez que han transcurrido dos meses y medio desde el 28-A y a la vista de que los partidos que pueden formar algún tipo de alianza son incapaces de formar un gobierno, aunque no fuera estable, se muestra cierto hartazgo de los ciudadanos en la encuesta del CIS, que vuelven a las posturas de antes de los comicios, en las que la alianza más sensata era la de PSOE y Cs.

El reparto de ministerios y vicepresidencias que desde Unidas Podemos han puesto como condición para apoyar a Sánchez no ha convencido a más gente, pero ha castigado de forma importante al presidente en funciones, con un apoyo 20 puntos menor que en mayo para su Ejecutivo en solitario y con acuerdos que no dependan de los independentistas. Al contrario, los datos recogidos por el CIS demuestran la percepción de que el PSOE y su líder están débiles para imponerse en solitario, siquiera frente a sus supuestos aliados naturales de la izquierda. 

​El otro gran cambio de percepción que se vislumbra en la encuesta es la opción de un gobierno de derechas, con PP, Ciudadanos y Vox, junto a otras fuerzas políticas, que de tener un apoyo del 2,7% hace apenas dos meses, se ha lanzado en la encuesta publicada este miércoles con un respaldo superior al 10%. Los enfrentamientos y la situación esquizofrénica de los pactos autonómicos entre estas tres fuerzas políticas en Murcia y Madrid no parecen haber pasado factura en los votantes a nivel nacional. 

Del otro lado y una vez finalizado el juicio del procés, también suben tres puntos, hasta el 10,6% quienes apuestan por un apoyo de los independentistas a un gobierno con PSOE y Unidas Podemos, algo que ocurre una vez que desde la principal fuerza separatista catalana, ERC,ya se ha dicho que no van a bloquear cualquier ejecutivo de izquierdas. 

Mala situación política y peor económica 

Con esa situación entre partidos después de las elecciones, es lógico que la consulta del CIS demuestre que más del 44% de los españoles cree que la situación política es mala o muy mala, el mismo porcentaje que la considera solo regular, y muy por encima del 9% que la ve buena. 

Sin nos referimos al ámbito económico, al igual que en la anterior consulta poselectoral, una mayoría simple del 46,8% cree que la situación es solo regular, un nivel similar al de quienes la ven mala o muy mala, y solo un 6% ve con buenos ojos el devenir económico del país. En cuanto a la previsión para los próximos años y una vez celebradas las elecciones (por el momento), la cosa no mejora: el 47% lo ve igual, el 17% peor o mucho peor, y solo un 21% cree que mejorará. 

En esa misma línea, la valoración de los políticos tampoco ha cambiado. Sánchez saca un aprobado raso con un 5,1% de apoyos, seguido de Rivera e Iglesias en el entorno del 4 (suspenso), y por delante del 3,6% de Casado y el 2,6% de Abascal.

Ahora en Portada 

Comentarios