Los detenidos hoy por los incidentes del 29M en Barcelona se elevan a cuatro

  • Los Mossos d'Esquadra han detenido hoy a un total de cuatro personas por su relación con los incidentes ocurridos durante la huelga general del pasado 29 de marzo y tres de ellas están acusadas de "pertenencia a grupo criminal".

Barcelona, 29 may.- Los Mossos d'Esquadra han detenido hoy a un total de cuatro personas por su relación con los incidentes ocurridos durante la huelga general del pasado 29 de marzo y tres de ellas están acusadas de "pertenencia a grupo criminal".

Fuentes de la policía catalana han confirmado a Efe que, además de la detención de los dos estudiantes miembros del Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) conocidas este mediodía, se han producido otras dos detenciones y que los cuatro pasarán mañana a disposición judicial.

Todos los detenidos, de entre 20 y 25 años y de nacionalidad española, están acusados por los Mossos de haber protagonizado desordenes públicos, lesiones, coacciones y daños durante los incidentes sucedidos en la jornada de huelga general, aunque sólo uno de ellos tiene antecedentes policiales.

Además, a tres de los detenidos se les acusa de "pertenencia a grupo criminal", algo que no se había hecho en ninguna de las otras 90 detenciones realizadas en relación al 29M y que los Mossos justifican porque estos cuatro "habrían actuado de forma conjunta y coordinada en distintos actos vandálicos".

En concreto, a dos de los detenidos se les acusa de haber agredido a un trabajador de la estación de Sants, a quien propinaron "una fuerte patada en la espalda" y sobre quien "vaciaron el contenido de un extintor".

Uno de estos dos detenidos es el único con antecedentes policiales, puesto que, según la policía, ya fue arrestado el pasado 15 de junio tras agredir a un diputado a la entrada del parlamento catalán.

Además de la agresión al trabajador de la estación, a este mismo detenido también se le imputa haber lesionado al propietario de un taller mecánico a quien causó "la perforación del tímpano y quemaduras en el cuello".

A los otros dos se les acusa de haber provocado el ataque a la sede de Fomento del Trabajo rompiendo los cristales con un martillo y "lanzando bengalas incendiarias a su interior" y a uno de estos últimos, además, de haber ocasionado daños a una sucursal del banco BBVA en Via Laietana al lanzar diversas piedras.

Mostrar comentarios