Martes, 11.12.2018 - 10:53 h

Los dos detenidos de la empresa Espiral y Comunicación Creativa pasarán esta mañana a disposición judicial

Ambos directivos han dormido dos noches en los calabozos de la Policía, tras ser arrestados en el marco de la Operación Pasarela

Ambos directivos han dormido dos noches en los calabozos de la Policía, tras ser arrestados en el marco de la Operación Pasarela

PALMA DE MALLORCA, 15 (EUROPA PRESS)

El propietario de la empresa Espiral Producciones Televisión S.L., Guillem Deyà, y el administrador del Centro de Comunicación Creativa, Bartolomé Morey, pasarán esta mañana, a partir de las 09.00 horas, a disposición judicial para ser interrogados por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, después de que hayan permanecido dos noches en los calabozos de la Policía Nacional.

Así lo han informado a Europa Press fuentes policiales, que han señalado que ambos directivos, arrestados este martes en el marco de la segunda fase de la Operación Pasarela, serán interrogados en sede judicial, tras prestar declaración durante el día de ayer ante los agentes policiales.

Ambos detenidos están relacionados con empresas de comunicación y marketing y sobre ellos se sospecha que recibieron un trato de favor en la pasada legislatura por parte del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) a cambio del pago de comisiones y de inflar facturas.

Los dos arrestos se produjeron después de que el martes, agentes de la Policía Judicial y los fiscales Anticorrupción Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán llevaran a cabo un registro en la empresa Espiral Producciones Televisión S.L., ubicada en la calle Patronato Obrero, número 29 de Palma, y dedicada a producir anuncios institucionales, spots, programas de televisión, documentales y grafismo.

Asimismo, registraron Fotos Deià, en la localidad mallorquina de Sóller y el Centro de Comunicación Creativa, ubicada en Marratxí, y que están relacionadas con la comunicación y el marketing y conectadas entre sí y con Espiral.

La Policía Nacional ya no prevé efectuar más detenciones en el transcurso de la segunda fase de la Operación Pasarela, que se ha centrado en las tres citadas empresas contratistas del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), investigado en este nuevo caso de corrupción.

La operación pasarela estalló el pasado 29 de junio con varios registros en la agencia Clave y la Fundación Balear Sostenible y con la detención de los ex-gerentes del Instituto Balear de Turismo, Juan Carlos Alía y R. A. y el secretario y asesor jurídico de esta empresa, Miquel Ángel Bonet, que se enfrentaron a delitos de malversación de caudales públicos y fraude a la administración.

Así, el pasado 3 de julio, el titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, dictó prisión bajo fianza de 350.000 euros para Alabern; de 250.000 euros para Bonet; de 100.000 euros para uno de los socios propietarios del grupo Clave Comunicación Juan Velasco y de 30.000 euros para Alía. Por su parte, el juez decretó libertad con entrega del pasaporte al empresario de relaciones públicas Kamal Dorai.

El juez les imputa diversos delitos contra la Hacienda Pública, entre los que se encuentran el de malversación, prevaricación, falsedad de documentos oficiales, fraude, cohecho y negociaciones prohibidas para funcionarios públicos. El procedimiento judicial se encuentra bajo secreto de sumario.

Concretamente, la Operación Pasarela indaga el presunto desvío de fondos públicos mediante contratos irregulares a través del Ibatur, empresa pública del Govern.

Además de los cinco imputados que el 3 de julio pasaron a disposición judicial, también fueron arrestados y, posteriormente, puestos en libertad otro de los socios de Clave, Alberto Vergés, cuatro jefes de diferentes secciones del Ibatur, F.T.B., L. S., A.G. y P.P.; el empresario de Gestora Balear de Negocios, José Calvo; el presunto testaferro de éste, Mariano Villalba, y la mujer de Kamal Dorai, Francisca J.

Ahora en Portada 

Comentarios