Domingo, 15.09.2019 - 05:49 h
"Aumento significativo de robos con violencia"

La Embajada de EEUU advierte a sus ciudadanos sobre el crimen en Barcelona

La delegación diplomática pide a los turistas norteamericanos que "permanezcan especialmente vigilantes a su seguridad personal".

Mossos d'Esquadra custodian a uno de los dos detenidos en Cornellà de Llobregat (Barcelona) por su supuesta relación con la desaparición de Janet Jumillas
Mossos d'Esquadra custodian a uno de los dos detenidos en Cornellà de Llobregat./ EFE

La Embajada de EEUU en España advierte a sus nacionales del aumento de los crímenes violentos en la ciudad de Barcelona en el verano de 2019, especialmente en las áreas más frecuentadas por turistas. Una ola de asesinatos y peleas con heridos graves por arma blanca ha desatado el debate sobre la seguridad y la falta de efectivos policiales en la ciudad, donde ya se ha superado la cifra de asesinatos de todo 2018. Por ello, la Embajada estadounidense pide a los turistas norteamericanos que "permanezcan especialmente vigilantes a su seguridad personal". 

"Las autoridades locales han informado de un aumento significativo de los robos que incluyen actos de violencia, como robos agresivos de joyas, relojes o carteras. En algunos casos estos incidentes han acabado con (las víctimas) heridas", señala la delegación diplomática en un comunicado

Entre las acciones que la embajada recomienda seguir a los turistas estadounidenses se incluyen "permanecer atentos a tus pertenencias",  "estar alerta en localizaciones frecuentadas por turistas", "no oponer resistencia a cualquier intento de robo", "revisar los planes de seguridad personal" y "no muestres signos de riqueza".

Una "crisis de seguridad"

En el primer semestre de este año se han registrado en Barcelona un total de seis asesinatos, cifra que ya ha sido superada tan sólo entre julio y la primera mitad de agosto (siete casos). De esta forma, el total de crímenes mortales en la ciudad desde enero asciende a trece, lo que supera el número de víctimas que se registraron en la capital catalana a lo largo de todo 2018 (diez). Ante esta situación, el teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha admitido que existe una "crisis de seguridad" en la ciudad, donde han aumentado un 9% los hechos delictivos, aunque los delitos contra personas han disminuido un 1'27% en el último semestre.

Este mismo miércoles, los Mossos d'Esquadra admitieron que les preocupa el aumento de homicidios y robos violentos en Barcelona, aunque creen que no es alarmante ni excepcional y que ya se está empezando a controlar, aunque mantendrán una mayor presencia policial en la calle para mejorar la percepción de seguridad.

Así lo han asegurado fuentes de los Mossos al finalizar una reunión entre el director de la policía catalana, Andreu Joan Martínez, con mandos del cuerpo, entre ellos el comisario jefe, Eduard Sallent, para evaluar el plan estival de acción policial en Cataluña y Barcelona.

Según datos facilitados por los Mossos d'Esquadra, los robos con violencia han aumentado un 30%, hasta los 5.331 casos -el pasado año acabó con 7.256-. Tan solo en julio de este año ha habido en Barcelona un total de 773 robos con violencia e intimidación en el espacio público, mientras que en mismo mes del año anterior la cifra se contuvo hasta los 675 casos.

En total, los Mossos han practicado en lo que llevamos de año 1.529 detenciones por delitos de robo con violencia de intimidación en la región de Barcelona -incluyendo también a menores de edad, que suponen de media uno de cada tres arrestados-, lo que representa un incremento del 80% respecto a las del mismo periodo del año pasado, curso que acabó con 1.627 detenidos.

De las 1.529 detenciones por robos con violencia en Barcelona hasta agosto, únicamente 165 han comportado el ingresado en prisión, ante lo que la consellería de Interior insiste en pedir cambios legislativos para dar más facilidades a los jueces para poder enviar a prisión preventiva a los arrestados por este tipo de delitos, que generan una alta percepción de inseguridad ciudadana.

Lo que también han notado los Mossos es un incremento de la violencia en los robos con fuerza -aunque las lesiones han bajado un 3,5%-, y que varios intentos de hurto acaban finalmente en robo violento. Además, existe un alto nivel de reincidencia en este tipo de robos violentos, hasta el punto de que a la policía le consta un 'top 10' que concentran una elevada cifra de las denuncias.

Las cifras son preocupantes, pero no excepcionales

Los responsables de los Mossos consideran prematuro sostener que se trata de un incremento estructural, ya que dos de cada tres homicidios están vinculados con el tráfico de drogas, son crímenes no está conectados entre ellos y porque, teniendo en cuenta la serie histórica, las cifras, pese a ser preocupantes, no son excepcionales.

Una situación parecida ocurre con los robos con violencia, que pese a aumentar un 30%, han venido acompañados de una mayor actividad policial, que ha disparado en un 80% las detenciones. Según las fuentes, los Mossos no han detectado un incremento de los apuñalamientos en Barcelona, con un centenar de casos en lo que llevamos de año, ni tampoco un aumento de personas que lleven arma blanca por la calle.

Para contribuir a mejorar la percepción de seguridad, los Mossos mantendrán el refuerzo de la unidad antidisturbios en labores de seguridad ciudadana, que ya viene haciendo en las últimas semanas en lugares especialmente sensibles, como el Port Olímpic, la Mina o Ciutat Vella, para intensificar el control del espacio público y tener una mayor visibilidad en la calle.

Además, las fuentes destacan que a partir de septiembre los Mossos incorporarán a 320 nuevos efectivos, de la promoción que se licenció antes del verano, lo que también contribuirá a que se vea a más policía en la calle.

Ahora en Portada 

Comentarios