Lunes, 19.02.2018 - 10:57 h
Se pretende evitar un conflicto con la Policía

Los okupas de ultraderecha de Hogar Social se resisten y aplazan su desalojo

La comisión judicial decide posponer el desalojo de las antiguas oficinas de Banco Madrid, ocupadas por la organización, para evitar males mayores.

Melisa Ruiz, portavoz de la organización neonazi
Melisa Ruiz, portavoz de la organización neonazi / EFE

El desalojo de Hogar Social Madrid de su sede okupada en las antiguas oficinas de Banco Madrid ha quedado aplazado ante la resistencia ejercida por los miembros de la organización de ultraderecha y la posibilidad de que se generara un conflicto entre los agentes de Policía y éstos.

Finalmente, la comisión judicial encargada del lanzamiento, pese a contar con todos los requisitos para ejecutar el desalojo, ha decidido evitar males mayores y aplazarlo. El abogado de Hogar Social Madrid, sin embargo, ha defendido que todo se ha parado por un defecto de forma en la notificación.


La portavoz de Hogar Social Madrid, Melisa Ruiz, ha mostrado su satisfacción por esta decisión, aunque también su preocupación porque espera que el siguiente intento de desalojo se produzca "un día cualquiera a las cinco de la mañana", cuando les pille de imprevisto y sin movilización.

Temas relacionados
Comentarios