Jueves, 21.02.2019 - 17:55 h
Llega la temporada primavera-verano

Los precios de la moda y los carburantes elevan la inflación en abril hasta el 1,1%

Vestido y calzado se sumaron a las tensiones del mercado del petróleo para marcar una subida de 8 décimas en  IPC del cuarto mes del año. 

Nueva tienda Pull & Bear
Los precios del textil se incrementaron más de un 10% / EFE

La llegada de la temporada primavera-verano a la moda y el calzado, junto con la subida de los carburantes causada por las tensiones en el mercado del petróleo, han sido la clave de la subida del Indice de Precios al Consumo (IPC) del mes de abril hasta el 1,1% en tasa interanual. Según los datos que publica el INE, el capítulo de vestido y calzado incrementó sus precios un 10,3% y es el culpable de más de medio punto en la subida de abril. En el caso de gasóleos y gasolinas, el avance fue del 1,2%, marcado por el retraso en la llegada del calor y el alargamiento en el uso de las calefacciones.

Si a esos dos datos se les unen los aumentos en el caso de los transportes, los precios de la hoteles y hostelería, y la parte de alimentos y bebidas no alcohólicas, el IPC de abril acabó con un avance del 0,8%, que deja la tasa de inflación anual en el 1,1% mencionado. La compensación en el dato de abril vino de la mano de los precios de los paquetes turísticos, dado que la Semana Santa se adelantó al mes de marzo, por lo que los hoteles y restaurantes registraron una variación del 1,6%, seis décimas inferior a la del mes anterior. No obstante, vivienda, turismo y hostelería son los tres capítulos que más avanzan en el cómputo de los últimos doce meses.

Para arriba de los precios tiró, además de la moda, el transporte, donde la inflación interanual se situó en el 2 %, seis décimas más que el mes pasado, debido a un mayor encarecimiento de los carburantes y lubricantes y pese al abaratamiento del transporte aéreo, que se abarata respecto al mes de abril del año pasado. El mayor aumento de los carburantes y lubricantes respecto al mes de abril de 2017 motiva la subida en al apartado de los transportes.

Otro de los apartados que experimenta una subida es el de alimentos y bebidas alcohólicas, que se incrementa dos décimas y se sitúa en el 1,6%. Dentro de este apartado el aumento de los precios del pescado y el marisco es lo más reseñable. En sentido contrario cabe destacar el precio de las frutas, que bajan. En Comunicaciones, los precios varían un 2,8%, siete décimas superior a la del mes anterior, debido a la subida de los precios de los servicios de telefonía y fax, superior este año respecto a 2017.

En el lado contrario, los precios del ocio y la cultura registraron un descenso interanual del 1,4 %, frente al alza de cerca del 1 % del mes pasado, debido al abaratamiento de los paquetes turísticos registrado este año, frente al encarecimiento del año pasado, dato en el que ha influido la celebración de la Semana Santa, que este año se adelantó respecto al pasado. Los precios de la vivienda también se moderan, dos décimas, al subir el 0,8 %, por el abaratamiento del gas, que el año pasado se encareció, y pese al comportamiento alcista experimentado por el gasóleo para calefacción y la electricidad.

En cuanto a la tasa de variación interanual de la inflación subyacente, esto es, sin contar alimentos no elaborados ni productos energéticos, disminuye cuatro décimas hasta el 0,8%, con lo que se sitúa tres décimas por debajo del IPC general.

La tasa interanual de abril es la vigésima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,1% superiores a los de hace un año. Tras haber registrado en enero una tasa interanual del 0,6%, la más baja en 16 meses, el IPC interanual volvió en febrero a superar el 1%, tendencia que se ha mantenido en marzo y abril.

Ahora en Portada 

Comentarios