Los rebeldes congoleños del M23 abandonarán mañana la ciudad oriental de Goma

  • Los miembros del rebelde Movimiento M23 abandonarán mañana la ciudad de Goma, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), diez días después de haber arrebatado la estratégica plaza, fronteriza con Ruanda, al Gobierno congoleño.

Kinshasa, 29 nov.- Los miembros del rebelde Movimiento M23 abandonarán mañana la ciudad de Goma, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), diez días después de haber arrebatado la estratégica plaza, fronteriza con Ruanda, al Gobierno congoleño.

"Finalmente, nos iremos de la villa de Goma mañana. El equipaje ya está hecho, y todos nuestros miembros están listos e informados, preparados para partir mañana", dijo hoy a Efe por teléfono el portavoz del M23, Amani Kabasha, una información anteriormente anunciada por la jefatura militar del grupo.

Sin embargo, será una retirada progresiva porque, según Kabasha, es complicado sacar todas las tropas de la capital de Kivu del Norte en un solo día, aunque los equipos médicos y los materiales logísticos ya han sido enviados a Kibumba, más de un centenar de kilómetros al sur de Goma, y donde está el cuartel general del M23.

El vocero de los rebeldes explicó que las tropas del M23 desplegadas en las localidades adyacentes a Goma se agruparán para tomar juntos el camino a Kibumba.

La emisora local Radio Televisión del Grupo Avenir (RTGA) confirmó la presencia de tropas del M23 en la ciudad, después de que en los últimos dos días haya habido confusión -también entre los propios portavoces del grupo- sobre su salida de la villa.

"Todavía rige la ley del más fuerte en la capital de Kivu del Norte. Los insurgentes siguen ocupando incluso las casas del pueblo. La normalidad no ha regresado aún a la vida de los residentes de Goma", señaló la RTGA.

Los rebeldes están obligados a salir de la ciudad, después de la decisión adoptada en la última cumbre de la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos, cuando los jefes de Estado presentes ordenaron la retirada de Goma.

Esta condición es previa a la revalorización, prometida por Kinshasa, de los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno de la RDC y 55 grupos armados de la zona, entre ellos el CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo), parte del cual es ahora el M23.

El M23 lo forman soldados congoleños amotinados y supuestamente fieles al rebelde Bosco Ntaganda, buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Ntaganda se integró hace tres años en las fuerzas de la RDC al contribuir a la pacificación de Kivu del Norte tras ayudar a detener, en 2009, a Laurent Nkunda, antiguo señor de la guerra y general del Ejército.

Los rebeldes se sublevaron el pasado abril para protestar por la pérdida de poder impuesta por el Gobierno a su líder, y renegociar el acuerdo del 23 de marzo de 2009, que supuso su integración en el Ejército y da nombre al grupo.

La RDC se encuentra inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y tiene desplegada en su territorio una ingente misión de la ONU.

Mostrar comentarios