Miércoles, 01.04.2020 - 01:13 h

Los sindicatos afirman que “vienen tiempos duros” y que es hora de “rebelarse”


Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, presentaron este jueves en compañía de representantes del mundo de la cultura y la universidad un manifiesto contra la reforma de la Constitución para limitar el déficit y por la convocatoria de un referéndum.
En un acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Toxo aseguró que “vienen tiempos duros, tiempos complicados, más de los que hemos vivido” hasta ahora, para agregar que “es el tiempo de rebelarse, sabiendo que esta no es una pelea para cuatro días”.
La reforma de la Constitución es el “abono para quienes meter la tijera en el papel de Estado para transferir recursos al ámbito del Estado”.
Por ello, propuso crear una “gran plataforma de defensa de lo público”, de los sistemas públicos de protección, educación y sanidad. “Creo que es una semilla puede empezar a germinar en breve en nuestro país”, señaló.
Mientras, el secretario general de UGT aseguró que ”ya no nos podemos tragar” la idea de que hay que tranquilizar a los mercados, y lamentó que con la reforma para limitar el déficit la política económica va a estar siempre escorada a la derecha.
”Lo que hay que manifestar con claridad es que por aquí no va; hay que apostar por el crecimiento económico y la creación de empleo”, dijo Méndez, quien animó a “pelear por ello”.
Según el responsable de UGT, “somos una amenaza creíble, tenemos capacidad de intervención”, para añadir que “tenemos que actuar”, aunque recordó que es una cosa que llevará tiempo, como todo lo que han conseguido las organizaciones sindicales en su historia.
Además, reclamó que para recuperar parte del equilibrio que se ha roto con la reforma se establezca fijar un mínimo de gasto social.
MANIFIESTO
La actriz Amparo Soto leyó el manifiesto, en el que se apunta que limitar el déficit en la Constitución es una medida que “sigue colocando la prioridad de crear empleo en segundo lugar”.
Además, aseguró que con ello se “está impidiendo en la práctica la satisfacción eficaz de muchos derechos reconocidos” por la propia Constitución “ante la imposibilidad de utilizar recursos presupuestarios públicos” para su materialización efectiva.

Por ello, destacó que para los firmantes del manifiesto no se trata de una “regla técnica” y sí de una “declaración política e ideológica que incide fuertemente en la función del Estado social”.
En el manifiesto también critica que un cambio constitucional “se pueda realizar en vacaciones”, y se considera que “es una reforma que sofoca la democracia”.
”UN DESATINO MÁS”
Por su parte, el ex rector de la Universidad Complutense de Madrid Carlos Berzosa señaló que se trata de “un desatino más”, y criticó que haya sido una decisión pactada entre dos personas y que ni los diputados del PSOE supieran que se iba a anunciar.
Berzosa lamentó que se haya demonizado el déficit público, y que defienda la teoría de que los Estados lo hacen mal y que los eficientes son los mercados.
”Ha llegado el momento, estamos todos indignados; frente a la dictadura del mercado y del dinero queremos recuperar nuestros derechos civiles, políticos y sociales”, dijo el que fuera rector de la Complutense.
En este sentido, pidió un referéndum porque la medida tiene más calado del que se ha dicho y señaló que ya es hora de que se escuche a los ciudadanos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING