Los sindicatos belgas buscarán paralizar el país mañana, día de la cumbre UE

  • Los principales sindicatos de Bélgica intentarán paralizar el país mañana con una huelga general que han convocado para protestar contra las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno, en el día en que los líderes europeos celebran una cumbre extraordinaria en Bruselas.

Bruselas, 29 ene.- Los principales sindicatos de Bélgica intentarán paralizar el país mañana con una huelga general que han convocado para protestar contra las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno, en el día en que los líderes europeos celebran una cumbre extraordinaria en Bruselas.

El principal motivo de queja por parte de los sindicatos son los planes del Gobierno del socialista Elio Di Rupo de recortar el gasto público para cumplir con los objetivos de déficit del país, a través del retraso de la edad para acceder a algunas pensiones adelantadas o la reducción de las prestaciones de desempleo.

La huelga no irá acompañada de una gran manifestación en Bruselas, sino que los presidentes y secretarios generales de los sindicatos cristiano, socialista y liberal se darán cita en una "acción simbólica" frente a la sede del Consejo de la UE, unas horas antes de que lleguen los jefes de estado y de gobierno de los Veintisiete, según informa la agencia de noticias Belga.

Está previsto que los transportes y las carreteras, donde los militantes sindicales colocarán barreras, se vean muy afectados, de forma que las autoridades belgas estudian que los líderes europeos accedan al centro de Bruselas en helicóptero desde la base militar de Beauvechain, a 30 kilómetros de la capital.

A pesar de que se barajó cambiar la fecha de la cumbre a causa de la huelga general, el Consejo de la UE decidió mantenerla.

Por el momento, sólo el aeropuerto de Charleroi, que se sitúa a unos 60 kilómetros de Bruselas y es base de aerolíneas de bajo coste como Ryanair, ha anunciado su cierre mañana, en tanto que el aeropuerto de la capital podría verse muy afectado dependiendo del seguimiento de la huelga que hagan los controladores aéreos, los bomberos o el personal de tierra.

La asociación de pilotos belgas ha llamado a sus miembros, unos 800 pilotos de línea e ingenieros aeronáuticos, a secundar los paros.

La compañía nacional de ferrocarriles sí que ha confirmado que la circulación de trenes estará "totalmente interrumpida" durante 24 horas, a partir de las 21.00 horas GMT de hoy.

Tampoco circulará ningún tren internacional de alta velocidad Thalys entre Bruselas y Holanda y Alemania desde las 21.00 GMT de hoy hasta la medianoche de mañana, ni tampoco ningún Eurostar, que une la capital belga con Londres a través del Canal de La Mancha, según explican en sus respectivas páginas web.

Las empresas de autobuses regionales han recomendado asimismo a los usuarios que busquen otras alternativas de transporte, al "no poder garantizar el cumplimiento de los horarios y los servicios".

El servicio de correos también podría estar bloqueado mañana, en tanto que las escuelas deberán ofrecer a los alumnos que se presenten unas clases mínimas, si bien no se excluye la presencia de piquetes de otros sectores en las puertas de estos establecimientos, destaca el diario francófono Le Soir.

Los paros no afectarán en gran medida a los exámenes universitarios ya que la mayor parte ya ha concluido, si bien la Universidad Libre de Bruselas ha tenido que cambiar la fecha de algunas pruebas.

Los hospitales ofrecerán igualmente servicios mínimos, mientras que las grandes superficies comerciales cerrarán y otros sectores como las oficinas bancarias podrían enfrentarse a la acción de piquetes.

Mostrar comentarios