Los testigos confirman pedidos de trajes para Camps y portes a Orange Market

  • Dos testigos del juicio contra Francisco Camps y Ricardo Costa han confirmado hoy la existencia de pedidos por un total de doce trajes para el expresident hechos desde Milano y Forever Young, además de unos portes desde estas tiendas dirigidos a la sede de Orange Market en Valencia y a nombre de Álvaro Pérez.

Valencia, 19 dic.- Dos testigos del juicio contra Francisco Camps y Ricardo Costa han confirmado hoy la existencia de pedidos por un total de doce trajes para el expresident hechos desde Milano y Forever Young, además de unos portes desde estas tiendas dirigidos a la sede de Orange Market en Valencia y a nombre de Álvaro Pérez.

Por otra parte, un agente de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) ha ratificado unos informes que señalan que los acusados adquirieron prendas en estas tiendas que fueron abonadas por la trama "Gürtel", aunque también advierten de que ambos establecimientos emitieron facturas falsas por indicación del sastre José Tomás.

El primer testigo en declarar en la sexta jornada de este juicio ha sido Francisco Gorina, exadministrador de Sastgor, empresa de confección de prendas a medida con la que habitualmente trabajaban las tiendas Milano y Forever Young de Madrid.

Según ha confirmado, desde noviembre de 2005 su empresa recibió diferentes pedidos de Forever Young para la confección de cinco trajes a nombre de Francisco Camps, y encargos de la tienda Milano para la elaboración de siete y trajes y dos americanas.

Gorina también ha constatado que fabricó prendas para el expresidente de la Generalitat Víctor Camps y para el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret, quienes se declararon el pasado mes de septiembre autores de un delito de cohecho impropio por aceptar regalos de la trama "Gürtel", aceptando sendas penas de 9.600 euros de multa.

En su comparecencia, que se ha prolongado durante más de tres horas, Gorina ha identificado la correlación de los pedidos de ambas tiendas con la confección y la facturación de Sastgor, y ha dicho que no cree que hubiera manipulación alguna en la documentación que entregó al administrador concursal que liquidó la empresa en verano de 2008, y que posteriormente se aportó a la causa.

A veces se escribía el nombre que figura en el pedido en una etiqueta del bolsillo interior. "Si esta persona es el cliente final no lo puedo saber, aunque sería lo lógico", ha añadido.

"Francisco Camps es un texto, hemos visto cinco trajes (encargos) en los que aparece este texto, pero si eran para Camps o no lo debería decir la tienda; yo puedo asegurar que ese es el texto que se puso en la etiqueta, pero no identificamos al cliente final", ha relatado.

Posteriormente ha prestado declaración una responsable de la empresa de transporte Transaher, quien ha contado que su compañía hizo numerosos portes desde las citadas tiendas de Madrid hasta la sede de Orange Market en Valencia, casi todas ellas a nombre de Álvaro Pérez "el Bigotes".

Entre enero y agosto de 2006, los vehículos de su empresa hicieron esta ruta al menos una vez al mes con una mercancía que ella desconoce, y en una de las ocasiones el consignatario fue Rafael Betoret.

El resto se llevó al número 22 de la calle del Conde de Salvatierra, primera sede de Orange Market en Valencia, excepto uno de los portes, que se condujo hasta el domicilio particular de "el Bigotes".

Además de estos dos testigos han comparecido ante el tribunal popular trece agentes del Cuerpo Nacional de Policía que intervinieron en las diferentes diligencias relacionadas con la investigación.

Uno de ellos, miembro de la UDEF, fue designado para recopilar información sobre este caso y emitir conclusiones al respecto, y para esto se puso en contacto con los responsables y empleados de las tiendas.

Sus informes constataron, por un lado, que Costa y Camps adquirieron trajes que abonó la trama Gürtel, y por otro que Milano y Forever Young emitieron algunas facturas falsas por orden del sastre, encargado de ambos establecimientos en periodos diferentes.

Según ha ratificado, en estos pagos participaron todas las empresas del grupo Correa, ya que era el mecanismo "habitual" de la trama, aunque en especial lo hizo Orange Market.

También ha contado que el sastre aseguró durante su primera declaración ante la Policía que Francisco Camps abonó en efectivo algunas de las prendas que adquirió.

En esta misma declaración, José Tomás les mostró un listado de llamadas recientes que había recibido del expresident y a las que no iba a contestar, listado que los agentes no investigaron para cerciorar su autenticidad, según ha reconocido.

Con la declaración de este agente ha finalizado la sesión de hoy, que se retomará mañana a las 09:00 horas con la comparecencia de un empleado de Forever Young.

Mostrar comentarios