Los vascos no quieren la independencia, pero sí un referéndum

  • La sociedad vasca se muestra favorable a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia del País Vasco, aunque los deseos de hacerla efectiva siguen siendo minoritarios.

Bilbao, 28 dic.- La sociedad vasca se muestra favorable a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia del País Vasco, aunque los deseos de hacerla efectiva siguen siendo minoritarios.

Así se desprende del último Euskobarómetro, el estudio sociológico que la Universidad del País Vasco realiza semestralmente, presentado hoy en Bilbao por su director, el catedrático Francisco Llera.

Según este informe, son más (un 50 %) los vascos que están a favor de que se plantee en Euskadi un referéndum sobre una posible independencia de España que quienes (un 38 %) están en contra y un 12 % que no se pronuncia.

Sin embargo, los deseos de independencia siguen siendo minoritarios: en torno a un tercio de la ciudadanía vasca (31%).

La mayoría de los vascos (el 55 %), dice tener pocos (22%) o ningún (33 %) deseo de independencia, una actitud de rechazo lógica entre los no nacionalistas (81 %), pero que también se da en casi la mitad de los votantes del PNV (47 %).

De hecho, preguntados sobre la forma de Estado, los vascos siguen divididos entre autonomismo, federalismo e independentismo: un 34 por ciento apuesta por la actual fórmula autonómica, un 33 % por un posible escenario federal, un 25 % por la independencia y sólo un 4 % por el centralismo.

La Constitución mantiene el apoyo que logró en 1979: de celebrarse hoy un nuevo referéndum constitucional, lograría un apoyo del 34 %, superior a los que dirían no o se abstendrían.

Respecto al terrorismo, cuando ha pasado un año del cese de la violencia por parte de ETA, el rechazo frontal y mayoritario a la banda terrorista ha vuelto a máximos históricos, hasta un 64 %.

Otro 14 % piensa que antes estaba justificada la violencia de ETA pero ahora ya no, y otro 11 % comparten los fines de la banda pero no los métodos violentos.

Sin embargo, a pesar de su menor significación estadística, lo más llamativo sigue siendo la práctica desaparición del apoyo explícito y total a ETA (0,9 %), incluso en el electorado de EH Bildu (5 %). "El electorado abertzale es cada vez más moderado", ha concluido Llera.

Hay un consenso en la sociedad vasca en como abordar el final del terrorismo: entre la firmeza y la generosidad para la reconciliación, ha dicho Llera.

Así, para más de las tres cuartas partes (78 %) "para un buen final del ciclo de la violencia en el País Vasco no debe de haber ni vencedores, ni vencidos".

Pero, al mismo tiempo, esa misma mayoría (71% frente a 13%) exige que "ETA y sus activistas deben reconocer el error de su historia de violencia y arrepentirse de su pasado".

Aunque se mantiene el apoyo casi unánime a una eventual negociación Gobierno-ETA (86 %), la sociedad vasca sigue dividida y poco proclive al perdón y la reinserción de los presos por delitos de terrorismo: solo el 42 % piensa que todos los terroristas que se arrepientan deberían beneficiarse de las medidas de reinserción.

El documento se ha elaborado sobre la base de 1.200 entrevistas realizadas entre los días 29 de octubre y 16 de noviembre, es decir, justo después de las elecciones vascas.

Mostrar comentarios