Martes, 23.10.2018 - 18:53 h
El turismo dispara las ventas

Lotería de Navidad, el souvenir favorito de los turistas... que pincha en Cataluña

Las compras de décimos se incrementan en estas fechas en los lugares turísticos por la costumbre de los viajeros de llevar uno "por si toca".

Administración Lotería
El verano concentra el 12% de las ventas de Lotería de Navidad / EFE

Estamos apurando los últimos días de verano y toca ir pensando en la vuelta a la rutina y lo que nos espera después. Porque en el bucle en el que todos vivimos inmersos las fechas se suceden sin darnos apenas cuenta y en pocos meses estaremos comiéndonos celebrando la Navidad y comiéndonos las 12 uvas de la suerte.

Porque, aunque ahora estemos a más de 30 grados en casi toda España, solo quedan tres meses para las fiestas, y es precisamente ahora cuando se están fabricando la mayoría de dulces típicos que comemos en esa época. Turrones, polvorones y mantecados se producen en grandes cantidades estos días en las principales regiones productoras. Pero hay algo que también es típico de esas fechas y que para muchos tiene aún más importancia. Porque puede convertirles en millonarios.

Se trata de la Lotería de Navidad, el sorteo más popular en España en el que prácticamente todos participamos. Este año está programado para el 22 de diciembre y repartirá un total de 2.380 millones de euros en premios, con el Gordo como protagonista indiscutible de nuevo, ya que está premiado con cuatro millones la serie. 

Aunque pueda pensarse que aún es pronto para hacerse con un décimo -o con varios-, las administraciones de Lotería de toda España ya hace tiempo que disponen de ellos. Porque Loterías y Apuestas del Estado puso a la venta la de Navidad el pasado 10 de julio. Un total de 170 millones de décimos para saciar la locura por la lotería que tenemos en nuestro país. Una fecha que no está elegida al azar y que no es para nada temprana, porque el décimo de lotería se ha convertido en el 'sourvenir' favorito de los turistas españoles.

Salvavidas de administraciones costeras

Puede resultar paradójico que cuando salimos de vacaciones estemos pensando en la Lotería, pero esto es ya una costumbre para muchos españoles, que siempre compran décimos en las localidades que visitan cada verano. De hecho, según Loterías, en verano se concentra el 12% de las ventas de este sorteo, lo que prueba esa manía que tenemos de coger un boleto allá donde vayamos "por si acaso...".

Este hábito es bienvenido por las administraciones de lotería que se reparten por las regiones de costa españolas y en los principales destinos turísticos, ya que en algunos casos el verano les salva toda la campaña de Navidad. Así lo certifican a este medio desde Eivisort, la administración número 3 de Ibiza, donde admiten que el verano significa un aumento muy notable de las ventas desde que reciben los décimos a primeros de julio. "Ojalá nos los trajeran antes, en mayo, porque para nosotros esta época es clave, ya que en invierno en la isla no hay nadie", señalan desde el establecimiento.

Ibiza es precisamente uno de los destinos más famosos de nuestra geografía, donde acuden tanto visitantes nacionales como extranjeros, si bien estos últimos no suelen comprar Lotería de Navidad. Según Eivisort, el 99,9% de las ventas las concentra el turismo nacional. Algo que también refrendan desde otros lugares de España que acogen a numerosos turistas cada verano.

Por ejemplo, en el Duc de la Sort, en Gandía, donde son los españoles los principales compradores de Lotería de Navidad durante sus vacaciones. Como nos cuentan sus gerentes, este año han notado un aumento de las ventas respecto a otros años, cuando también venden bastante en estas fechas. "Sobre todo hemos vendido mucho en esta última quincena de agosto, y además los clientes ya no se llevan décimos sueltos, sino que compran varios para llevar a familiares y amigos", señalan. 

Algo que también ocurre en uno de los principales destinos del norte de España, Santander. En la administración número 7 de la capital cántabra indican a este medio que nada más recibirla en julio se empieza a vender rápidamente y cada año va a más, pues reciben multitud de pedidos. Igualmente, son los turistas nacionales quienes más Lotería solicitan, "aunque a veces algún turista argentino o mexicano ha comprado". 

Bajada del turismo en Cataluña

A pesar de este incremento generalizado de la venta de Lotería en los lugares costeros y turísticos, hay un lugar en el que se ha resentido. Y no porque de repente la gente haya dado la espalda al sorteo, sino porque, directamente, apenas hay turistas

Se trata de Tarragona -cuna de famosas administraciones de Lotería por la cantidad de premios que reparten- donde la llegada de la Lotería este año no ha supuesto un incremento de las ventas en las administraciones. Como indican desde la administración número 75 de la ciudad, este año han vendido muy poca, "porque directamente no hay turismo". El proceso independentista y los atentados yihadistas del 17 de agosto del pasado año han lastrado una de las actividades económicas más importantes de Cataluña, pues entre agosto de 2017 y junio de este año la ocupación hotelera ha caído un 7%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero Tarragona no es el único lugar donde caen las ventas de décimos. Marbella, la cuna del turismo de lujo en España, también nota un descenso este año. La administración de Lotería situada en el popular centro comercial de La Cañada, El Duende de La Cañada, reconoce un descenso de las ventas este año, aunque sí ha habido un repunte en agosto como todos los veranos. 

En este caso, lo atribuyen a un menor gasto de los visitantes, algo que sorprende en un lugar donde más turistas pudientes acuden. A pesar de que se trata de uno de los destinos preferidos de los extranjeros, las ventas las protagonizan también los turistas españoles, "sobre todo, los madrileños, que parece que tienen más inculcado el juego", señalan desde el establecimiento.

De este modo, el verano se ha convertido en la época álgida de las ventas de Lotería junto con los días previos al sorteo, cuando entran las prisas por hacerse con un décimo ante el miedo a quedarse sin premio. Un sorteo que cada año tiene más popularidad, pues según Loterías y Apuestas del Estado, las ventas de décimos han aumentado un 16,8% en los últimos cuatro años -más de un 3% en 2017-.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios