Miércoles, 26.09.2018 - 09:26 h
En Las Gabias (Granada)

La madre de la joven muerta en un campo de tiro: "A mi hija me la han matado"

Los padres de la joven reclaman que "salga la verdad", convencidos de que no fue un accidente, sino un asesinato premeditado a manos de su expareja.

La madre de María del Mar, Maria del Mar Chambo, arropada por amigos y familiares, se reúnen a las puertas del Ayuntamiento de Granada
La madre de María del Mar, arropada por amigos y familiares, se reúnen a las puertas del Ayuntamiento de Granada / EFE

Los padres de la joven de 21 años que murió el jueves de un disparo en un campo de tiro de Las Gabias (Granada), donde también falleció de otro disparo su exnovio, han reclamado hoy que "salga la verdad", convencidos de que no fue un accidente, sino un asesinato premeditado a manos de su expareja.

Lo han hecho durante una concentración celebrada el pasado día 15 en la céntrica plaza del Carmen de Granada con la asistencia de, según la Policía Local, medio millar de personas entre familiares, amigos y compañeros de la joven, que ha exhibido pancartas de apoyo en las que también han mostrado su rechazo a la violencia de género.

A falta de que la Guardia Civil concluya la investigación de lo ocurrido y determine de forma oficial si se trata de un caso de violencia machista o de un accidente con posterior suicidio del chico, de 24 años, tanto el padre de la joven, Herminio Contreras, como la madre, María del Mar Chambó, han incidido en que lo ocurrido "en ningún caso fue un accidente" y en que "el asesino sabía muy bien lo que hacía".

Por ello, entienden que una manera de hacer "justicia" sería que la investigación, a punto de cerrarse, concluyera que así fue, ha explicado a los periodistas el padre de la joven, Mar Contreras, a la que ambos han definido como "una niña especial", buena estudiante, dispuesta siempre a ayudar a quien lo necesitaba y "espectacular como mujer".

La joven no les habló de los problemas psicológicos

Al convencimiento de que fue un asesinato llegan por los indicios que dicen tener de mensajes de audio de whatsapp de su hija, que nunca les habló de los problemas psicológicos que supuestamente padecía su exnovio, algo de lo que hoy se lamentaba su madre, la cual ha leído un comunicado para pedir que lo ocurrido no quede como un accidente: "A mi hija me la han matado, me la han robado".

En el escrito que ha leído durante la concentración, en la que ha exhibido una foto de su hija, la madre ha relatado lo "orgullosos" que sus padres, ahora "más solos y desmoronados", estaban de ella.

"Querías ser una gran modelo y también psicóloga porque decías que tenías el don de ayudar a todo el que lo necesitaba", ha leído su madre, que ha pedido que todo el que sepa algo que sirva para ayudar, que lo diga, y ha deseado que esto "no le vuelva a pasar a nadie".

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Santa Fe (Granada) está a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil sobre los hechos. Las diligencias continuarán de momento en este juzgado, que solo se inhibirá al de Violencia sobre la Mujer de Granada en el caso de que se determine que se trata de un asunto de violencia de género.

Así eran los mensajes

De las conversaciones de audio que la chica mantuvo con una amiga, a las que ha tenido acceso Efe, se deduce que el joven tenía problemas psicológicos relacionados con la "bipolaridad, la ansiedad y el trastorno persecutorio", y que las idas y venidas de la relación entre ambos estaban motivadas por esa circunstancia, que ella nunca contó a sus padres.

Además del resultado de las autopsias practicadas en su momento, los investigadores tienen en cuenta a la hora de elaborar una conclusión definitiva circunstancias como que los dos disparos mortales se efectuaron en un intervalo de tiempo muy cercano y que no hubo llamada de auxilio ni gritos tras producirse el primero de ellos. 

Ahora en Portada 

Comentarios