Madrid. Aguirre dice que los "abrazos" de carmena casan mal con el "odio" y la "intimidación" de sus concejales


La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, puso hoy en contradicción los "abrazos" que propugna la alcaldesa, Manuela Carmena, con el "odio" y la "intimidación" que cree que están llevando a cabo sus concejales.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del grupo municipal de este lunes, Aguirre anunció que ejercerá la oposición con "cercanía y humildad" y prometió que recibirá a todos los ciudadanos que lo soliciten. Igualmente, dijo que se ha habilitado el teléfono '630453544' para atender las llamadas de los vecinos.
El PP ya había anunciado en la convocatoria que Aguirre constituirá una suerte de "gobierno en la sombra" en el que cada concejal responsable de área fiscalizará todas las acciones que lleve a cabo el delegado correspondiente del equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena. Así, los 21 concejales del PP se distribuirán los distritos y se repartirán las áreas de Gobierno.
La líder popular prometió dar 100 días de cortesía al gobierno municipal, pero justificó sus críticas a los tuits de algunos concejales porque fueron anteriores.
Respecto al programa de Ahora Madrid, en el que dijo que hasta ahora no ha podido centrarse, dijo que Carmena, al reconocer que no lo conoce en su integridad y que se lo toma como una suerte de sugerencias. La comparó con el exalcalde socialista Enrique Tierno Galván, quien dijo que los programas electorales están para no cumplirlos.
Además, dijo que el yoga de los "abrazos" que propugna Carmena casa mal con el "odio" y la "intimidación" que ve en sus concejales y seguidores y sugirió que la portavoz, Rita Maestre, debería abandonar su puesto en cumpimiento del propio programa de Ahora Madrid por haber sido imputada en un asunto que afecta a derechos fundamentales, como es el de libertad de creencias, que ella habría conculcado con su acción en 2011 en la capilla de la Complutense, por la que recordó que está procesada.
Aguirre advirtió de que estos comportamientos de "odio" son "muy peligrosos" y dijo que creía que estaban ya erradicados de la sociedad española. Por último, criticó que Ahora Madrid defienda al activista 'Alfon', condenado a cuatro años por el Tribunal Supremo por llevar explosivos en la huelga general de noviembre de 2012.

Mostrar comentarios