Los días 24, 25, 31, 1  y 6

Madrid da marcha atrás: recorta a seis personas el aforo de las cenas navideñas

La Consejería de Sanidad madrileña pide que se utilice la mascarilla en los eventos familiares, pero descarta impedir la salida o llegada de familiares y allegados a la región en estas fechas. 

Enrique Ruiz Escudero
Enrique Ruiz Escudero
EFE/ Rodrigo Jiménez/Archivo

La Comunidad de Madrid también aplica cambios a su plan de Navidad por la evolución de la pandemia de coronavirus. El Gobierno regional ha decidido limitar a seis el número de personas que pueden acudir a las cenas en las fechas más señaladas de las fiestas navideñas. Un giro que deja atrás el anterior máximo permitido, que era de diez personas, en la línea de lo que ha hecho la Comunidad Valenciana. Pero lo que no tiene previsto hacer la autonomía que preside Isabel Díaz Ayuso es impedir que familiares o allegados de quienes vivan en su territorio puedan entrar en sus fronteras. No habrá un cierre total. Por lo que se continuará permitiendo que todo aquel que tuviera previsto reunirse en estas semanas con otras personas podrá hacerlo. 

Como ha anunciado el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, esa limitación a seis personas de los encuentros afecta a los días 24, 25 y 31 de diciembre, además del 1 y el 6 de enero, que son las fechas más señaladas de la época navideña. El toque de queda previsto para la madrugada de los días de Navidad y Año Nuevo se mantiene, por lo que se extenderá entre las 1:30h  y las 6:00h. El resto de días, continuará la norma vigente que impide la movilidad entre las 0:00h y las 6:00h. Y el cierre perimetral también se mantendrá entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, aunque siempre se permitirá la entrada a quienes vengan por reagrupación familiar debido a las fiestas. 

Según ha explicado Escudero, han tomado esta decisión debido a la evolución de su curva de contagios, que está en fase ascendente. "No queremos volver atrás con este repunte. Cuando antes actuemos, antes conseguiremos darle la vuelta", ha señalado el responsable de la Sanidad madrileña, que ha destacado además que existe una "estabilidad asistencial" en los hospitales de la Comunidad de Madrid, ya que hay un 58% de camas de hospital ocupadas y un 46% de personas ingresadas en la UCI. Aun así, ha señalado que "nos jugamos nuestra salud" y ha apelado a no esquivar las medidas que han aprobado, ya que "pueden pagarlo aquellos a quienes más queremos". 

"Es mucho más importante evitar los contagios. Aunque sea doloroso pasar unas Navidades de manera distinta", ha apuntado Escudero, que ha justificado las restricciones con el intento de evitar que se produzcan más brotes a causa del aumento de contactos que se prevé en las reuniones sociales o familiares de los próximos días. Por este motivo, ha pedido que en esos encuentros con personas no convivientes se lleve mascarilla el máximo tiempo posible. "Se debe usar en las reuniones familiares navideñas por el aumento del riesgo de contagio", ha apuntado el consejero de Sanidad, que ha insistido además mantener la distancia de dos metros y en que haya una "buena ventilación" en todo momento en las viviendas. 

Escudero también ha advertido de que continuarán monitorizando la evolución de la pandemia en los próximos días. Sobre todo, después de que Madrid haya pasado en un mes de ser la región con menos contagios a la que ahora contabiliza más de todo el país. Pero la presidenta madrileña ya dejó claro que no tenía intención de tomar medidas más drásticas, como el cierre total de la comunidad o aplicar más limitaciones de horarios a los comercios o la hostelería. Algo que, según Díaz Ayuso, supondría "arruinar" a los empresarios y autónomos que regentan estos negocios. Por lo que la jefa del Ejecutivo madrileño se mostró dispuesta a no ser más ambiciosa en sus planes contra el virus aunque los positivos sigan creciendo. 

Además de todo lo relacionado con la Navidad, Madrid también ha anunciado cambios en su sistema de restricción por zonas básicas de salud. Hay cinco nuevas áreas que estarán cerradas desde el 21 de enero por su alto número de contagios, que son las de Andrés Mellado (Chamberí), Sanchinarro (Hortaleza), las de Felipe II y Alcalde Bartolomé González, en Móstoles, y Getafe Norte, en Getafe. También continuará confinada La Moraleja, en Alcobendas, ya que no ha reducido lo suficiente los contagios. Donde sí lo han consegido es en La Elipa, en la capital, que desde el lunes ya no tendrá restricciones.

Mostrar comentarios