Son palabras "inoportunas"

Malestar en el CGPJ por el activismo y la crítica a epidemiólogos del juez Garrido

El presidente de la Sala de lo Contencioso del TSJ del País Vasco, Luis Ángel Garrido, aseguró que un epidemiólogo es un "médico que ha hecho un cursillo" y comparó las medidas con "la edad media".

Carlos Lesmes
Malestar en el CGPJ por el activismo y la crítica a epidemiólogos del juez Garrido
EFE

Vocales del CGPJ han tildado de "muy desafortunadas" las declaraciones del presidente de la Sala de lo Contencioso del TSJ del País Vasco, Luis Ángel Garrido, sobre los epidemiólogos y las medidas anticovid que hacen gala de un "activismo" que merece la apertura de un expediente disciplinario. Durante una tertulia en Radio Popular de Bilbao el pasado lunes Garrido señaló que la epidemiología "no está tan avanzada como parece", aseguró que un epidemiólogo es un "médico de cabecera que ha hecho un cursillo" y opinó que las medidas contra la covid adoptadas "no difieren mucho de las que se daban en la Edad Media".

Lo dijo un día antes de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco acordara la reapertura de los bares en zona roja en Euskadi en un auto del que él fue ponente y que el Gobierno vasco ya estudia recurrir mientras analiza, también, si recusa al juez por falta de imparcialidad a raíz de aquellos comentarios.

UNAS MANIFESTACIONES "INOPORTUNAS Y "MUY DESAFORTUNADAS"

Sus declaraciones no solo han causado malestar en el Ejecutivo autonómico sino también entre algunos vocales del Consejo General del Poder Judicial que reconocen a Efe que son "inoportunas", "muy desafortunadas" y "completamente fuera de lugar". Otros, incluso, sostienen que "como juez ha diluido toda imagen personal de imparcialidad en comportamientos que son de respeto a la legalidad", como, por ejemplo, cuando hace gala de "un posicionamiento beligerante en contra del confinamiento", lo que supone un "ejercicio de activismo que no es bueno para los jueces", quienes deben ser "especialmente cuidadosos" con lo que dicen.

"Es una imprudencia", asegura a Efe otro vocal, que precisa, en cambio, que hay algunas voces dentro del órgano de Gobierno de los jueces que le respaldan, aunque éstas son minoritarias.

ALGUNOS VOCALES PLANTEAN ABRIR UNA INVESTIGACIÓN

Por eso, las fuentes consultadas abogan por la apertura de unas diligencias informativas para que el juez de sus explicaciones respecto a lo sucedido o, incluso, de un expediente disciplinario. No obstante, otras fuentes puntualizan que el Consejo no suele actuar de oficio y que, aunque no hay normativa que lo impida, lo normal suele ser que si una de las partes del procedimiento se ha sentido perjudicada sea ésta la que eleve una queja al CGPJ y ya entonces el Consejo decida si abre o no una investigación.

EL JUEZ IGNORA LAS RECOMENDACIONES ÉTICAS DE LA CARRERA JUDICIAL

Al margen de la vía disciplinaria, el juez ha ignorado las recomendaciones que figuran en un reciente dictamen de la Comisión de Ética Judicial que señalan que las intervenciones de los jueces y magistrados en entrevistas, coloquios, participaciones públicas y redes sociales deben ajustarse a la "neutralidad política". La Comisión entiende en su dictamen que esas intervenciones deben ser neutrales de acuerdo a los principios de imparcialidad, independencia e integridad de los miembros de la carrera judicial, por lo que deben guiarse por "la prudencia y la moderación" en sus declaraciones "sin expresiones irrespetuosas, vejatorias o dañinas".

Ahora bien, desde la Comisión de Ética Judicial explican a Efe que sus dictámenes contienen únicamente recomendaciones que son de "cumplimiento voluntario" pero dejando claro que "no tienen ningún carácter sancionador ni disciplinario". Su finalidad pasa por resolver las dudas personales planteadas por los jueces, por tanto lo que hagan o digan los magistrados es ajeno a la Comisión, si bien siempre recomiendan "contención".

Mostrar comentarios