Sábado, 20.10.2018 - 11:21 h

"Quité la licenciatura de mi currículum para poder encontrar trabajo"

La crisis ha motivado que la situación de hace 20 años se revierta. Antes la gente solía hinchar su curriculum, hoy se lo rebajan. Tiendas, restaurantes, bares, empresas de trabajo temporal... llenan cajones cada día con C.V. de licenciados, o de personas con mucha experiencia que deciden obviar información.

"Quité la licenciatura de mi Currículum para poder encontrar trabajo" | flick, zone 41

Silvia se ha recorrido con su C.V. en ristre las tiendas de ropa, los hipermercados y los bares y restaurantes de Cádiz. Es licenciada en Humanidades, tiene cursos de informática, de administración y de recursos humanos, pero prefiere obviar esos datos.

Jaime tiene una licenciatura en Historia, ha hecho cursos de diseño gráfico, informática, inglés... aún así su C.V. se planta en C.O.U. Raquel es socióloga y periodista pero en muchas ocasiones ha tenido que eliminar estudios, cursos e incluso la edad para llegar "al menos a la primera entrevista".

"Mis amigos y yo hemos comprobado que en muchas empresas rechazan a las personas tituladas ya que piensan que nos iremos en cuanto nos salga algo de lo nuestro" explica Silvia.

No le falta razón. Según explica Marina Vilageliu, Responsable de Selección de Adecco, las empresas antes de ofertar un puesto llevan a cabo un análisis previo de sus necesidades, en el caso de que identifiquen que no es necesaria formación superior "descartarán a ese candidato", asegura. "Entienden que esa persona cogerá ese trabajo de forma temporal. Aunque también puede ocurrir que al empresario le dé igual que la persona tenga o no estudios porque va a ser algo temporal".

Si obvias, pierdes

La crisis ha motivado que la situación de hace 20 años se revierta. Antes la gente solía hinchar su curriculum, hoy se lo rebajan. Tiendas, restaurantes, bares, empresas de trabajo temporal... llenan cajones cada día con C.V. de licenciados, o de personas con mucha experiencia que deciden restar información.

"La gente por situación de necesidad e incluso de desesperación está dispuesta a acceder a cualquier tipo de puesto cuando antes no lo estaba. Por eso estamos notando este aumento de gente que maquilla su c.v. pero rebajándolo", explica Vilageliu a lainformacion.com.

Pese a que es una práctica difundida, sobre todo entre los jóvenes recién licenciados, las empresas de trabajo recomiendan que no se lleve a cabo: "El candidato tiene que ser sincero, ya que si no lo es, tarde o temprano se sabrá y se verá mermada su credibilidad y profesionalidad" explica la Directora General de Manpower Professional, Dolors Poblet.

Según los expertos, el hecho puede tener consecuencias negativas no sólo en la imagen del trabajador sino también en su propia autoestima: "puede crear un sentimiento de frustración, de estar haciendo algo que realmente no le llene profesionalmente", explica Vilageliu

"La formación no va a ayudarme"

"Desde que mi currículum tiene experiencia y formación complementaria nadie me llama" nos explica Silvia, de 29 años, "así que reduzco los cursos solo a los que tengan que ver con los de cara al público e informática de usuario. A veces, incluso elimino la licenciatura, aunque es complicado justificar esos cinco años de vacío, pero les satisface más la respuesta que haga ver que estuve trabajando sin contrato que la real, que es que tengo una carrera".

Jaime tiene la licenciatura en Historia, ha hecho cursos de programación informática, diseño informático, innovación..."No encontré trabajo de nada, así que rebajé mi currículum dejándolo en COU pelado y carrera inacabada, con experiencia en hostelería y me contrataron como crupier en un casino".

Después de trabajar allí varios años, la crisis provocó que este gallego de 32 años se quedara un año paro. Durante ese tiempo estudió un master en Prevención de Riesgos Laborales. "Busqué curro durante tres meses con este nuevo título, pero ni siquiera me ofrecían becas no remuneradas, por lo que decidí omitir todos los cursillos y mi titulación, presentando exclusivamente el master y mis nociones de trabajo en altura. ¡Voilá! Me contrataron en una empresa de prevención pero de oficial de tercera"

"Hoy por hoy la formación es un negocio y no garantiza ni mucho menos un trabajo decente. Tengo claro que ni siquiera formarme va a ayudar a mejorar mi situación. Ya lo he hecho y lo único que he conseguido es quedarme como estoy", setencia Jaime.

A Raquel, madrileña, de 36 años, han llegado incluso a sugerirla en las entrevistas que "eliminara conocimientos". Estudió sociólogía y periodismo y ha hecho infinidad de cursos sobre diseño gráfico, sin embargo, en múltiples ocasiones se vio obligada a obviar información: "he tenido que incluso eliminar conocimientos o la edad para intentar llegar al menos a la primera entrevista".

Finalmente encontró un trabajo como diseñadora gráfica que se adapta a su formación aunque... "En mi contrato pone 17 horas para ajustar sueldo pero tengo que sacar adelante todo el departamento de producción y diseño de una empresa que edita un periódico al día, el cual era antes dirigido por una persona que trabajaba 40 y necesitó mi ayuda. Para llegar aquí no tuve que eliminar nada. Directamente he sido contratada para una escala inferior por un suelto mínimo. Daba igual lo que yo supiera".

Y las empresas ¿cómo se enteran?

Si estás pensando en reducir tu C.V. piensa muy bien antes qué explicación darás a ese periodo durante el cual estuviste estudiando y no trabajaste y sobre todo, si vas a meter información que no es del todo cierta, prepárate para un aluvión de preguntas.

Tanto Vilageliu como Poblet aseguran que es en la entrevista cuando salen a la luz todos esos "rediseños" del CV. "Cuando omites una carrera universitaria de cuatro años se acaba notando porque durante ese tiempo ¿qué has estado haciendo si no estabas estudiando? A veces se inventan puestos de trabajo pero en cuanto les empiezas a pedir detalles de esos puestos ves que se están inventando la información".

Adáptate y vencerás

Muchos de estos jóvenes cuentan con dos, tres o incluso cuatro C.V. que se adaptan a los diferentes puestos de trabajo a los que les gustaría optar. Una práctica cada vez más común y sobre todo, más recomendada por los expertos en trabajo, aunque para ello no se debe obviar información, si no destacar más aquello que te interese.

"Nuestro consejo siempre es adaptar el currículum al puesto y a la empresa, haciendo especial hincapié en aquellos aspectos que más se ajustan a lo que se demanda. Es en la etapa de la entrevista donde se tendrá que explicar todos los aspectos y reforzar los que más valor pueden aportar" explica Poblet.

Las tácticas son muy diversas pero el problema es siempre el mismo: un país con más de cuatro millones de personas en paro. Ante este panorama, recibir un "no" tras otro como respuesta merma cada vez más la moral de estos jóvenes. "El mercado laboral es tristísimo y siempre tienes que apuntar lo más bajo posible" sentencia Jaime.

"Mis compañeros y yo nos sentimos en un vacío, en una tierra de nadie, muy preparados para trabajar en otras categorias laborales y muy poca experiencia o vacantes para trabajar de nuestra licenciatura", lamenta Silvia. "De momento intentamos pagarnos un alquiler y renunciar a nuestros títulos... eso si no se dan cuenta".


Si quieres saber más: ¿Pueden despedirte por engañar en tu currículum?

Ahora en Portada 

Comentarios