Lunes, 06.04.2020 - 11:14 h
También las plataformas como Youtube

Marcha atrás de Garzón: la letra pequeña que impide 'meter mano' al juego online

El nuevo Real Decreto también crea desazón en ámbitos de la izquierda por seguir permitiendo la publicidad de apuestas en grandes eventos deportivos.

Casas de apuestas
Casas de apuestas

El primer paso del Gobierno contra la publicidad excesiva de casas de juego y apuestas en Internet no ha sido tan bien recibido como esperaban en el Ministerio de Consumo. El motivo principal es que el futuro Real Decreto que regulará los anuncios del juego online se queda muy lejos de lo prometieron PSOE y Unidas Podemos, donde se anunció que se llevarían a cabo restricciones similares a las del tabaco. Pero, por el momento, esto solo se notará en los nuevos anuncios que se hagan. De hecho, la redacción del mismo deja abierta la puerta a que los que iban a ser los principales afectados, como son las radios y Movistar (por ser el operador que tiene los derechos de emisión del fútbol), mitiguen el golpe al poder emitir estos 'spots' desde las 20 horas cuando haya un partido. Y también libra de toda responsabilidad a plataformas como YouTube de tener que adecuarse a las nuevas prohibiciones planteadas.

El proyecto planteado por Alberto Garzón no ha gustado nada en varios sectores de la izquierda. Así lo han mostrado en redes sociales, siendo la reacción más significativa la de varios miembros de Más Madrid y Más País, las marcas que lidera Íñigo Errejón. Tanto este partido como otros ámbitos muy vinculados con Unidas Podemos han mostrado su rechazo por cuestiones como la de no prohibir los bonos, que ahora solo podrán ser inferiores a 100 euros, o de no impedir la publicidad de casas de juego en las camisetas de los clubes deportivos. Es decir, reclamaban una mano dura que Consumo compartía. Pero la frase de Garzón de que sería "inadecuado e imprudente" acabar con todos los anuncios de apuestas ha confirmado ese giro. Y ha enardecido a quienes esperaban mucho más de la ley.

A pesar de la postura que ha defendido el ministro de que era mejor no ir a una prohibición total, el Ministerio insiste en que las futuras reglas van a implicar que se cambien el 99% de los 'spots'. Otro argumento que esgrimen es que el 80% de los anuncios actuales ya no podrán emitirse, como que no se puedan utilizar personajes famosos o incitar a jugársela a unas cuotas u otras. Algo que en el Departamento, que tiene bajo su ala a la Dirección General de Ordenación del Juego, ven como "un primer paso" que servirá para que en el futuro se aborden más cambios de calado. Pero, a la vez, admiten que la idea inicial ha quedado muy alejada de lo que finalmente se ha podido hacer. Especialmente para no colisionar con las legislaciones que afectan al juego y al ámbito audiovisual. 

Son estas normas las que van a permitir a quienes más emiten publicidad de apuestas esquivar parte de los golpes que se les venían encima con la limitación de anuncios de 1 a 5 de la mañana. La excepción de los eventos deportivos es lo que va a 'salvarles' de tener muchas más pérdidas de las que se preveían, ya que en la televisión de pago, las radios y la Liga de Fútbol Profesional se estaban preparando para un "golpe casi mortal", como señalaron fuentes consultadas a esta redacción. El juego online reporta grandes ingresos cada año a plataformas como Movistar, que es la que emite y comercializa el fútbol español y otras grandes ligas como la italiana y la alemana. Lo mismo ocurre con las principales emisoras de radio, que en sus programas deportivos cuentan con muchos espacios en los que recomiendan cuáles son las apuestas que, según su parecer, son más rentables.

Italia, el ejemplo a evitar

Aunque desde Consumo aseguran que no han recibido presiones para redactar de una manera u otra el anteproyecto, fuentes del sector audiovisual consultadas por este medio señalan que los diferentes representantes del mismo que se vieron con Garzón le expusieron los problemas que podría generarles una regulación como la que les planteaba. La duda está en si fueron estos mismos agentes los que le recordaron que su plan podía entrar en conflicto con las legislaciones del juego y el sector audiovisual antes mencionadas. Una cuestión que ha sido clave para que no se haya 'metido mano' de una manera más profunda a la publicidad de apuestas, según señalan fuentes del ministerio. 

Donde tampoco se ha entrado por el momento es en lo que afectaría a YouTube o Instagram, que son dos canales claves en este asunto. Por un lado, por la difusión de marcas de operadores de juego online; por el otro, por la cantidad ingente de 'tipsters' o supuestos especialistas que aseguran que con sus consejos se puede ganar mucho más dinero apostando. En el primer caso, el ministerio defiende que "no ha dado tiempo" a entrar en esa materia, que es mucho más compleja por tratarse de canales que son propiedad de empresas ya de por sí complicadas, como Google y Facebook. El caso de los 'tipsters' es distinto, ya que Garzón y su equipo les tienen muy presentes por sus mensajes de que la habilidad puede estar por encima del azar. El primer paso en este sentido es el de impedir la publicidad en la que aparezcan famosos, donde están incluidos los 'influencers'. Aunque, por ahora, no afecta a sus propios canales.

Otro de los argumentos principales de Consumo para no haber impulsado una regulación mucho más agresiva es lo ocurrido en Italia. Las fuentes consultadas recuerdan que el Gobierno de coalición entre la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas vetó toda la publicidad para así "proteger a la población" de esta actividad. Los resultados de esto, insisten las mismas fuentes, es que el negocio del juego ha seguido al alza e incluso ha servido para potenciar el juego ilegal. Además, los medios de comunicación han sufrido pérdidas considerables, lo que ha motivado que en el país se estén replanteando esta legislación. Por este motivo, y a pesar de que el objetivo de Garzón es "responder ante la alarma social", el Ministerio asegura que no han querido promover algo que pudiera generar consecuencias peores de las que se quieren evitar

A pesar de los 'recortes' a la futura legislación, sí hay un sector que va a sufrirla especialmente. Es el caso de las televisiones en abierto, que tendrán que adaptarse mayoritariamente a la limitación de la publicidad entre la 1 y las 5 de la mañana. Todo porque, actualmente, apenas emiten grandes eventos deportivos. Las excepciones son la Copa del Rey y la Eurocopa de fútbol, cuyos derechos pertenecen a Mediaset. Las cadenas ya se han resignado al varapalo que van a recibir. Pero la patronal que las representa, Uteca, ya se está moviendo para denunciar la "discriminación" de que a ellos no se les dé margen cuando ni se ha empezado a discutir cómo afectará a las plataformas digitales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING