Domingo, 15.09.2019 - 08:45 h
Habrá gobierno de coalición

María Chivite, presidenta: gobernará en Navarra gracias a la abstención de Bildu

La candidata socialista logra el respaldo necesario tras ser apoyada en la segunda votación por Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra

María Chivite, en el Parlamento de Navarra
María Chivite, presidenta: gobernará en Navarra gracias a la abstención de Bildu / EFE

La secretaria general del PSN-PSOE, María Chivite, ha sido elegida este viernes por el Parlamento de Navarra presidenta del Gobierno Foral con los votos de su partido, de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, la abstención de parte del grupo de EH Bildu y el rechazo de Navarra Suma.

En la votación de este viernes, en la que Chivite precisaba de mayoría simple, situada en 26 de los 50 escaños de la Cámara, la candidata ha obtenido 23 votos a favor (11 del PSN, 9 de Geroa Bai, 2 de Podemos y 1 de I-E) y 22 en contra: 20 de ellos de Navarra Suma (coalición formada por UPN, Ciudadanos y PP) y 2 de parlamentarios de EH Bildu. Los otros cinco representantes de Bildu se han abstenido para facilitar la investidura de la candidata socialista.

De esta forma, Chivite se pone al frente de un Gobierno de coalición que estará formado por 13 consejerías, de las que 8 recaerán en el PSN, cuatro en Geroa Bai y una en Podemos, mientras que I-E ha declinado formar parte del Ejecutivo. La líder del PSN toma el testigo de Uxue Barkos (Geroa Bai) en la Presidencia de Navarra.

La investidura más polémica

Han asistido a la investidura, desde la tribuna de invitados, el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el diputado socialista y secretario ejecutivo de Coordinación Territorial del PSOE, Santos Cerdán; el presidente del PNV, Andoni Ortúzar; la senadora navarra de Ciudadanos, Ruth Goñi; y el secretario general de CCOO de Navarra, Chechu Rodríguez, entre otros.

El Gobierno no tendrá mayoría en el Parlamento de Navarra, ya que suma 23 de los 50 escaños del Legislativo. María Chivite afirmó el jueves durante la presentación de su programa político que es "plenamente consciente" de que el Ejecutivo que presidirá "será un Gobierno sin mayoría absoluta, y que genera recelos en cierta parte de la sociedad", por lo que pidió "confianza".

Chivite reconoció que "es verdad que la confianza hay que ganársela, no es un acto de fe" y por ello ha asegurado que ofrece "diálogo a la Cámara, a los agentes sociales y económicos, a las entidades y organizaciones sociales, a todos los actores que contribuyen desde su actividad a construir Navarra, a dotar de valor a Navarra".

Por contra, el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, afirmó que la investidura de la líder del PSN con la abstención de EH Bildu "marca un antes y un después" y aseguró que Chivite "pasará a la historia como la socialista que dinamitó los acuerdos entre constitucionalistas en Navarra". "Se ha echado en brazos de EH Bildu y ha despreciado al 37 por ciento de los navarros que han votado a Navarra Suma y a muchos votantes socialistas que querían un gobierno constitucionalista", aseguró.

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, advirtió de que sin la formación abertzale "no es posible construir ninguna alternativa a la derecha en Navarra" y subrayó que "no se puede ignorar que EH Bildu y lo que EH Bildu representa están presentes en las instituciones y en todos los ámbitos de nuestra sociedad".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios