Jueves, 21.11.2019 - 02:43 h
Su mujer nuevamente embarazada

Jose María Moriche, el marido de Susana Díaz que se ocupa de la casa y los hijos

La expresidenta acaba de anunciar que será madre de una niña. Su esposo sigue en el segundo plano voluntario, volcado en la familia y en el paro. 

Susana Díaz y José María Moriche, en Sevilla
Susana Díaz y José María Moriche, en Sevilla / EFE

“Trianero, bético, de izquierdas. Amante del gazpacho, el salpicón y el tomate con sal”. Así se definía en su cuenta de Twitter. Un año menor que la expresidenta socialista Susana Díaz, ahora tiene 43, ambos se conocen desde niños porque nacieron y se criaron en el barrio de Triana, en Sevilla A medida que su mujer empezaba su escalada a San Telmo fue barriendo para dentro, refugiándose en su familia y en las hermanas de Susana. 

Canceló su redes sociales, ya apenas hay fotos de él como costalero del paso del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, cero filtraciones y el barrio, en piña, que para eso les vio crecer. Cero declaraciones. Ni en el caso de los cursos de la UGT salieron sus declaraciones a la luz. Marido consorte y punto. Con el mismo segundo plano se enfrenta ahora a la paternidad de su segundo hijo con Susana Díaz, que ella misma se ha encargado de anunciar en sus redes sociales.

La empresa donde trabajaba, dedicada al negocio del libro, como controller informático, la cadena de librerías Beta, hizo un ERE en 2017. Según refleja el Registro Mercantil, el concurso se llevó a cabo en noviembre de 2018 y se encontró que no había bienes suficientes para paliar el endeudamiento. En el auto el juez precisa que Beta procedía entonces a declarar la extinción por causas económicas y productivas. Moriche era uno de los 46 trabajadores.  Actualmente lleva más de un año en paro. 

Sus altibajos laborales

Su vida laboral siempre ha estado llena de altibajos. En 2005 su nombre aparecía en el listado de admitidos en el concurso de acceso a personal laboral fijo como auxiliar sanitario. Un año después se presentó a un concurso como auxiliar de enfermería para el Hospital de Alta Resolución de la Sierra Norte de Se villa, pero no consta que sacara plaza en ninguno de los dos sitios. Luego llegó el trabajo en la librería, que parecía un destino dorado hasta que llegó el cierre de la empresa. 

Ver esta publicación en Instagram

Momentos del camino, vivencias que siempre recordará.

Una publicación compartida de Susana Díaz (@susanadiazandalucia) el

Susana Díaz siempre ha dejado muy claro que su marido era mileurista  y que él era la casa y el niño; y ella, el resto. Y Moriche siempre ha estado feliz en este papel. Más de una vez su móvil ha sonado en las tensas reuniones de San Telmo para avisarle que la cena esta lista. Las comparecencias con ella son contadas con los dedos de la mano y es que José María sabe que debe mantenerse ajeno a la política.

El punto más complicado de la pareja aparece cuando se publicita su nombre en los cursos impartidos por UGT durante ocho años. Unos cursos bajo sospecha. En su declaración pública Susana Díaz defendió a capa y espada a su esposo. "Mi marido es un simple administrativo”; “cobraba entre 700 y 1.000 euros"; "aquí tiene usted todas las nóminas para que las compruebe"; "ha sido un mileurista toda su vida”. Unas declaraciones que remató con un: "Me he casado con un tieso, sí, ¿qué pasa?", concluyó la presidenta.

Lo cierto es que apenas hay más información sobre José María Moriche. Nunca ha hecho declaraciones públicas y solo su círculo sabe que está apuntado al paro. Mientras tanto, el Instagram de la expresidenta da cuenta de lo que es: un padre entregado a su hijo y a su mujer. Ahora, con doble trabajo con la llegada de su nueva hija. "Esto en una mujer no se criticaría tanto. Pero es que aquí somos clásicos o modernos según sopla y José María es carne de cañón", dicen en su íntimos. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING