Viernes, 19.07.2019 - 02:41 h

Un mariscador encuentra el móvil de Diana Quer cerca del muelle de Taragoña

La joven madrileña de 18 años desapareció en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) el pasado 22 de agosto.

El teléfono ha aparecido en Taragoña, el lugar en el que se había localizado la señal por ultima vez el día de su desaparición. 

Una mariscadora encuentra el móvil de Diana Quer cerca del muelle de Taragoña

Un mariscador de Boiro ha encontrado este jueves el teléfono móvil de la joven desaparecida Diana Quer. Según avanzó la Voz de Galicia y han confirmado fuentes de la investigación el hallazgo se produjo en el muelle de Taragoña (Rianxo). Se trata de un teléfono móvil iPhone 6 de color blanco. 

Esa es la zona que señaló desde el principio la Guardia Civil como un enclave importante del caso. Fue allí donde se localizó por última vez a la joven por la señal de su móvil recogida en las antenas repetidoras de la zona. Eso fue el pasado 22 de agosto a las 2:45 de la madrugada.

Ahora, y a pesar de que la guardia civil ya había rastreado la zona, el dispositivo ha aparecido en un espacio que hay entre el muelle y el puente de la autovía de Barbanza. Según informa antena 3 TV estaba dentro del agua y por tanto, previsiblemente estará dañado. 

Cuando el mariscador comprobó que se trataba del mismo modelo de teléfono que tenía la joven madrileña que desapareció en A Pobra do Caramiñal el pasado 22 de agosto, decidió entregarlo a la Guardia Civil para su análisis.

El sumario de esta investigación permanece bajo secreto por orden del Juzgado de Instrucción Número 1 de Ribeira (A Coruña) hasta el 20 de noviembre, según la última prórroga acordada.

La joven de 18 años de edad desapareció el pasado 22 de agosto en el municipio coruñés de A Pobra do Caramiñal, donde veraneaba con su madre y su hermana menor.Los ocho enigmas de la desaparición¿Una huida voluntaria?: La posibilidad de que la joven haya planificado con antelación y minuciosidad marcharse de su casa de veraneo de A Pobra fue una de las primeras tesis de los investigadores. Los elementos que apuntalaban esa teoría era una supuesta y difícil situación en el seno de su familia, presuntamente a raíz del divorcio de los padres. Pero, transcurridos los días, esta posibilidad parece desvanecerse. Para mantenerse tanto tiempo sin noticias de nadie, si la chica decidió apartarse de su hogar por su cuenta, debería haber contado ya con la ayuda de algún cómplice o amigo para suministrarle techo o dinero.Si es que se fue por su cuenta, ¿por qué no envió 'señales' desde las redes sociales o por otra vía? Diana Quer, como tantas otras jóvenes, era una muy activa usuariade las redes sociales. Era habitual que ella grabara microvídeos bailando, cantando, o contando sus experiencias cotidianas en el día a día. Si ella se fue de la casa de manera voluntaria, el 21 de agosto pasado, para 'aleccionar' de alguna forma a sus familiares por una situación "insostenible" en su hogar, ¿no resulta llamativo que no enviara después de tanto tiempo una 'señal' al menos de que se encuentra bien? A sus amigas ni a nadie les ha llegado mensaje o indicio alguno sobre su paradero.¿Por qué la madre dijo primero que no había subido a la casa?: Sorprende (y mucho) el cambio de postura de la madre de Diana. Después de negarlo en numerosas ocasiones, finalmente admitió que la muchacha pasó por casa y se cambió de ropa la misma noche de su desaparición. Su progenitora, con la que Diana estaba en permanente conflicto, llegó a perjurar que ellas duermen en habitaciones contiguas y que la hubiese escuchado entrar si se cambió de ropa. La evidencia del hallazgo del famoso pantalón rosa en el domicilio (con el que Diana salió en un primer momento) confirman que la chica subió y se cambió. La madre, ahora, admite que fue así.¿Hubo una discusión entre madre e hija en la casa?: La madre finalmente ha aceptado que su hija volvió a casa, pero dice que "nunca la escuchó" entrar ni estar ni salir. Sin embargo, según el periodista del Diario de Arousa, Chechu López, cuando Diana volvió a casa, se llevó las llaves, el móvil, los vaqueros largos y también una cazadora. En ese mismo momento, su madre le habría prohibido volver a salir y discutieron porque Diana quería volver a salir de fiesta. La madre niega categóricamente esta discusión y defiende que ni ella ni su otra hija escucharon a Diana entrar en casa.¿Se subió a un coche cuando volvió a salir a la calle?: La Guardia Civil tiene indicios de que la muchacha habría subido a un vehículo antes de desaparecer, justo después de volver a casa y cambiarse de ropa. A su casa, precisamente, llegó en torno a las 3.30 de la madrugada. También se sabe eso por la señal de su móvil. Ahora, lo que pasó después, es el auténtico misterio.¿Alguien la estaba esperando en un vehículo cuando subió a cambiarse?: Si realmente se confirmase que se subió a un coche de manera voluntaria, tras subir a su casa y volver a salir a la calle, ¿hay alguien que la estaba esperando en el vehículo mientras ella subió a cambiarse? Los investigadores no descartan esta posibilidad. Si la chica sube, se cambia y baja sin dinero, y si se confirma que se subió a un vehículo (por las señales de los repetidores de telefonía que quedaron descritos en el punto anterior) tiene que haberlo hecho en un coche de alguien que al menos conocía (aunque sea desde hacía poco tiempo), pero que no era un taxi.¿Sufrió un desenlace violento?: En esta última línea de la investigación toma fuerza la hipótesis más temida por todos: que la joven haya sido víctima de una situacióncon desenlace violento. Los primeros datos que se conocieron del caso nunca fueron tranquilizadores. Todos recordamos aquellos mensajes de WhatsApp en que decía a un amigo, cuando volvía andando sola a su casa, que un hombre la acosaba diciéndole "morena ven aquí". Pero esta línea se investigó y se descartó la implicación del individuo en el caso.Los testigos que dicen haberla visto después, ¿por qué no precisan más?: Algunos testigos afirman que vieron a Diana Quer la noche de su desaparición en el centro urbano de A Pobra do Caramiñal sobre las 3.15 horas de la madrugada, un momento en el que la joven ya estaba llegando a su casa para cambiarse y volver a salir. Los horarios no coinciden. Pero lo más importante es el relato de una mujer que dice haber visto a Diana a las 7.30 horas. Ya estaba vestida sin el pantalón rosa corto y "llevaba un mono negro", según su relato. ¿Por qué esa persona no puede aportar más precisiones y detalles sobre hacia dónde se dirigía la joven, qué semblante tenía en su rostro, si estaba sobria o ebria, etcétera?. También sorprende el 'silencio' de varios jóvenes que pasaron parte de la noche con Diana en las fiestas. Los investigadores consideran vital si recuerdan algún detalle más que se les haya escapado en su primera declaración, y todas estas personas han sido llamadas nuevamente a declarar para que aporten más datos sobre la noche de los hechos.

Ahora en Portada 

Comentarios