Marlaska considera a Pla un correo entre ETA y el abogado Jon Enparantza

  • Madrid.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska considera que el ex miembro del "comando Zaragoza" de ETA David Pla era el "correo" entre la estructura creada por la banda para gestionar todo lo relativo a su colectivo de presos, denominada HALBOKA, y el abogado Jon Enparantza.

Marlaska interroga hoy a 10 presuntos "enlaces" entre ETA y sus presos
Marlaska interroga hoy a 10 presuntos "enlaces" entre ETA y sus presos

Madrid.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska considera que el ex miembro del "comando Zaragoza" de ETA David Pla era el "correo" entre la estructura creada por la banda para gestionar todo lo relativo a su colectivo de presos, denominada HALBOKA, y el abogado Jon Enparantza.

Así se desprende del auto en el que el magistrado ha ordenado hoy el ingreso en prisión incondiconal de diez de los detenidos en España la semana pasada -entre ellos el propio Enparantza-, mientras que Pla, arrestado en su domicilio de Hendaya (Francia) el pasado viernes, quedaba en libertad tras comparecer ante las autoridades judiciales galas en París.

Según la resolución, el 17 de mayo de 2008 Pla mantuvo una "cita orgánica" en Mimizan (Francia) con el dirigente etarra y ex parlamentario de Batasuna Jon Salaberria y con el también miembro de la banda Igor Suberbiola, ambos detenidos tres días después de ese encuentro en Burdeos junto al entonces considerado "número uno" de ETA, Francisco Javier López Peña, "Thierry".

El juez agrega que el análisis de la documentación intervenida en esa importante operación policial ha permitido, dos años después, "interpretar" los movimientos realizados por Pla ese 17 de mayo, "pero sobre todo un movimiento extraño realizado el domingo 18 de mayo de 2008, donde se detectó operativamente una segunda 'cita orgánica', en esta ocasión" con el abogado Jon Enparantza.

La conclusión es que Pla, identificado por el alias de "Mintxo", había recibido de Salaberria en soporte informático cierta documentación que entregó al letrado, que usaba el nombre de "Mik Mik" y que tenía como misión "repartir varias 'cartas' contenidas en la 'comunicación orgánica'".

Entre los receptores de esas misivas, que a su vez debían hacer llegar varias "notas" a otros destinatarios, figuraban los también abogados Arantza Zulueta -que ha ingresado hoy en prisión por orden de Marlaska- e Iñaki Goyoaga, encarcelado desde junio del año pasado por participar en un plan de ETA para ayudar a huir a un preso de la banda de la cárcel de Huelva.

La conclusión del juez sobre el papel de Pla es que éste "realiza labores de 'correo' entre HALBOKA y un 'colaborador legal' de ETA en España (Enparantza), con independencia de que pudiera estar simultáneamente realizando algún otro tipo de 'actividad orgánica' en favor de la banda terrorista".

Grande-Marlaska dice también que tanto Pla como el resto de los implicados en ese envío de documentación -como Enparantza o Zulueta o el también detenido Iker Sarriegi, ex futbolista de la Real Sociedad- "pueden ser consideradas personas integradas en cualquier forma dentro de la organización terrorista ETA, directamente vinculadas o relacionadas con la estructura de HALBOKA".

Estos indicios, sin embargo, no han sido suficientes para que las autoridades galas ordenaran hoy el ingreso en prisión de Pla, pese a que la documentación que ha dado origen a la operación fue intervenida en Francia tras la detención de "Thierry" y remitida el pasado día 2 a la Audiencia Nacional mediante comisión rogatoria por la juez antiterrorista francesa Laurence Le Vert.

Mostrar comentarios