Domingo, 15.09.2019 - 15:08 h
El escándalo de Cifuentes y la URJC

El PSOE se personará como acusación si hay un proceso judicial por el caso máster

Ángel Gabilondo advierte que está en juego una forma de entender el poder que perjudica a la Universidad como institución.

El portavoz del grupo parlamentario PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo
El portavoz del grupo parlamentario PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo / EFE

Los socialistas madrileños están dispuestos a aprovechar al máximo el escándalo que se cierne sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por su sospechoso máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), y además de presentar una moción de censura, se van a personar en el posible procedimiento judicial que se abra al respecto. La Fiscalía de Madrid abrió ayer diligencias para llevar a cabo una investigación sobre el tema y dilucidar si existe algún delito, como una posible falsedad en documento público, que se deba denunciar ante los tribunales.

La investigación preliminar abierta por la Fiscalía dio lugar a los primeros interrogatorios por parte de la Policía en el seno de la URJC, centrados en las cuatro profesoras cuyas firmas, supuestamente falsificadas, aparecían en el acta que avalaba que Cifuentes había realizado el dichoso máster. Según las primeras informaciones, algunas de las interrogadas reconoció que su firma había sido falsificada y advirtió que había recibido presiones del director del máster, el profesor Enrique Álvarez Conde, para que diera el visto bueno posterior al documento.

El portavoz del PSOE en la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha anunciado esta mañana en el programa Espejo Público (Antena 3) que su partido se personará en todo el proceso judicial que pueda abrirse, si el fiscal finalmente pone una denuncia por entender que habría indicios de delito en el caso, “porque es necesario depurar todas las responsabilidades hasta el final. Los estudiantes hacen las cosas bien, y los trabajadores también, y no podemos dejar de lado sus esfuerzos por las personas que dentro de la universidad hacen las cosas mal”.

Contra una forma de concebir el poder

El político madrileño defiende la moción de censura que ha presentado su grupo en la Asamblea de Madrid como una forma de responder a la indignación que tiene la gente con este tema, “porque refleja una forma de entender el poder, de creer que el que tiene el poder tiene una serie de privilegios que puede ejercer, y eso no es así”.

A juicio de Gabilondo, la moción de censura es necesaria además porque la propia Universidad, como concepto, está en cuestión con este caso, y Cristina Cifuentes debe asumir su responsabilidad y “no puede salir corriendo”. “No debe identificarse a cualqueir Universidad con unas siglas determinadas, porque pierde toda su autonomía y su libertad de pensamiento y de creación. Esa parte entregada no es universidad, y hay que aislarla y dejarla fuera”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios