Lunes, 15.10.2018 - 19:48 h
Al modificar las horas de luz y oscuridad

El cambio de hora modifica los niveles neurohormonales habituales

El cambio de hora supone una modificación de las horas de luz y oscuridad y el cerebro debe readaptarse a las nuevas condiciones.

El cambio de hora provoca cambios en el cerebro que se compensan al bajar la contaminación, según un experto del CSIC
Modificar las horas de luz y oscuridad produce  alteraciones neurohormonales / LI

El cambio de hora supone una modificación de las horas de luz y oscuridad que produce una serie de alteraciones neurohormonales que, normalmente se superan en unos pocos días, según el neurocientífico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto Cajal de Neurociencias Ricardo Martínez Murillo.

[Actualización: Jean-Claude Juncker plantea la supresión de los cambios de hora en toda Europa]

Cuando se modifican los niveles neurohormonales habituales, como por ejemplo la melatonina, el cerebro debe readaptarse a las nuevas condiciones y esto tarda entre dos o cuatro días. "Es un cambio pequeño, de una hora arriba o abajo y en pocos días el cuerpo se regula de nuevo", ha manifestado el científico, que ha restado trascendencia a las alteraciones que puede producir el cambio de hora.

Para el científico, más allá del ahorro económico que esto supone, es más importante el hecho de que una reducción en el consumo de energía se traduce en un descenso de la contaminación y esto, a su juicio, es "siempre beneficioso".

En este contexto, ha señalado que la contaminación también afecta al cerebro, que no se oxigena igual con mayores niveles de CO2 y otros gases contaminantes en la atmósfera.

Por último, ha subrayado que niveles altos de contaminación y de CO2 pueden afectar, sobre todo a las vías respiratorias y esto, a su vez, puede perjudicar al funcionamiento del sistema nervioso. "Sí, el cambio de hora es bueno para la contaminación y para la salud humana", ha concluido.

Ahora en Portada 

Comentarios