Martes, 26.05.2020 - 12:43 h

'El Parque Nacional Guadarrama es el pulmón de Madrid'

  • A sus 36 años, Sarasola ya es Consejero de Medioambiente y Ordenación de Territorio de la Comunidad de Madrid, aunque con 27 ya empezó a tener responsabilidad política.
  • Listo, rápido de mente, se sabe de memoria el Parque Nacional de Guadarrama. Su hija de 5 años, casi.

Borja Sarasola es joven, muy joven y su carrera política es tan meteórica como el número de visitantes del Parque del que más orgulloso se siente: Guadarrama. El más visitado de España, con más de tres millones en solo un año, el pulmón de Madrid, como él lo llama, bate récords.

A sus 36 años, Sarasola ya es Consejero de Medioambiente y Ordenación de Territorio de la Comunidad de Madrid, aunque con 27 ya empezó a tener responsabilidad política. Listo, rápido de mente, se sabe de memoria el Parque Nacional de Guadarrama. Su hija de 5 años, casi. Abogado, MBA por el Instituto de Empresa Business School y diplomado en Estudios Avanzados de Derecho de la UCM, quiere que Guadarrama se convierta en un laboratorio donde se unan biodiversidad, naturaleza, turismo verde, empleo e I+D. Su reto: que la masificación que se presume, no acabe con el sueño. Los ecologistas vigilan.

Madrid tiene la imagen de ciudad urbana, no hay playa, pero lo que piensa la gente es que tampoco tiene verde.
Sí, la percepción que el madrileño tiene de Madrid es la de una Comunidad de aglomeraciones urbanas, el cinturón de Madrid. Pero la verdad es que el esfuerzo de protección del medio natural ha llegado ya al 50% de nuestro espacio. Hoy no solo tenemos un parque regional sino que también disponemos de un parque nacional, una reserva de la bioesfera y un 40% de la fauna y de la flora protegida de toda España. Cuando queríamos ver paisajes y especies únicas, antes nos íbamos fuera de nuestra Comunidad. Ahora a solo 30 minutos de una gran ciudad como Madrid, tenemos espacios y especies únicas y podemos hacer turismo rural.
Los actuales Reyes ya estuvieron en el parque ¿qué les impresionó?
El Rey de España lo conocía muy bien; ya había ido como Príncipe de Asturias. Sabemos que han hecho visitas privadas con las infantas. Conocían el parque. Disfrutaron no tanto de lo que estaban viendo, (el Rey decía 'cuando yo vine esto estaba así...'), sino de la transformación hecha a lo largo de los años culminada en un parque nacional que sentían como propio y que habían disfrutado en primera persona.
Y usted, cuando estuvo en el Parque por primera vez, ¿qué sintió?
Lo que sentí es sorpresa de encontrarme aquí esa maravilla que yo no era consciente de que existía. Yo como cualquier madrileño me sentía urbanita y sabía que estaba la Sierra de Madrid proque fui con el colegio o veraneba en la Sierra. Pero no llegaba a ver la Pedriza, las lagunas de Peñalara, el Mirador de los Poetas. En este Parque nacional se contempla una belleza única y además esconde mucha de nuestra cultura y literatura.
Porque este parque no tiene solo medidas medioambientales, tiene dentro del Parque el Castillo del Manzanares, el Paular. No solo eso. Dispone de una abadía sensacional, la generación del 27 cuando andaban por la Sierra. El Parque es una historia viva de la historia de España y de la Comunidad. Y así, cuando lo ves, lo valoras distinto.
¿Cuál es su lugar favorito?
El Mirador de los Poetas, donde acaba el Arrulaque y donde uno contempla un gran reloj solar. Para mí es la zona más bonita. Esto va en gustos, claro.
El Parque, y esto es una novedad, está pensado para ir un rato y también para pasar más días.
El Parque tiene una guía de servicios con más de 600 alojamientos y restaurantes. Normalmente los Parques Nacionales están lejos de las urbes; vas y vuelves. Aquí tenemos Cercedilla, Navacerrada, la parte de Segovia. El valle de Lozoya tiene todos los servicios para disfrutar del medio ambiente, gastronomía, es un parque único en su categoría. Estos servicios le dan vida.
Es el Parque Nacional más visitado con más de 3 millones de visitas tras un año. Todo un récord.
De las conversaciones que he tenido con los alcaldes están encantados con los resultados económicos del Parque. Los más de 3 millones de visitantes van a provocar más de 50 millones de beneficios. Pese a todo, lo que no queríamos es perder biodiversidad o la fauna del parque. Y se ha logrado.
Esa es una de las críticas que hacen los ecologistas... ¿Cómo puede ser un parque de visita masiva y preservar la biodiversidad?
Hemos sido un experiemento de éxito porque al aumento de turismo rural, se ha unido el aumento de población de las especies más paradigmáticas. Hemos combinado ambas cosas. ¿Cómo lo hemos hecho? Con el bus periférico de preservación. Hacemos un esfuerzo para que el que visite el parque no deje su huella. El valor objetivo: cada vez hay más especie protegida,como el buitre negro, la carga, el águila imperial... cuyo número ha aumentado. Por primera vez hay lobos en el parque nacional. No es casual. Se asienta en un ecosistema adaptado. Tenemos especies únicas. Aumentar turistas y especies significa equilibrio.
¿Estaba aletargado el parque?
El hecho de ser parque nacional es un revulsivo. Tenemos laboratorios, personal de la Consejería, tenemos contadores en rutas para medir la variación en la zona. Si se percibiera que iba a haber impacto medioambiental, se cerraría esa ruta. Tenemos un laboratorio que analiza el agua que viene del macizo, para ver si hay un cambio en su calidad. Tenemos monitorizado el parque. Detectaríamos cualquier cambio. Hemos conseguido mantener el equilibrio.
¿Por qué cree que los ecologistas ponen entonces pegas al parque?
Porque este es un modelo distinto. El ecologismo radical (no tenemos críticas de todos los ecologistas) cree que la única manera de proteger el medio ambiente es cerrarlo a cal y canto. Que sea una pecera para verlo desde fuera. Es una locura. Porque el medio está vivo. Hay que conservar pero también disfrutar.
¿Tiene Guadarrama algún otro parque como referencia?
No creo que haya ningún parque que tenga seis millones y medio de población tan cerca. Hemos estudiado el parque de Yellowstone. He tenido la oportunidad de estudiar los otros 14 parques nacionales, yo creo que nosotros vamos a ser el modelo para otras partes. Con esfuerzo económico sí, pero este modelo de parque ha sido capaz de equilibrar las visitas y la conservación.
¿Ha llamado ya gente de fuera para pedir consejo?
Sí hemos hablado de cómo el parque Nacional afecta a la población contigua. Porque genera tejido productivo. Somos modelo.
Ha sorprendido la apuesta por la bicicleta en el Parque, cientos de kilómetros... teniendo en cuenta lo difícil que es ir por bicicleta por Madrid...
Creemos que hay una demanda de un ocio vinculado a la salud, a la familia y al deporte. Hay que darle respuesta en el ámbito urbano y medioambiental. Nosotros sabemos que no todas las partes del Parque son idóneas para la bicicleta pero somos conscientes de la demanda.
Hemos puesto 22 rutas para ella. Pocos dentro del parque, siempre en la periferia. pero ese ocio en torno a la bicicleta que es cada vez más exigido debe tener una respuesta.
¿Hay un perfil del visitante?
Sí. Hay quien disfruta del deporte como el senderista, el que escala, el que quiere andar en bicicleta. Todos los deportes de montaña. El otro es el de la familia. Muchas se acercan para disfrutar del tiempo en familia en este entorno y comen en restaurantes, usan servicios del parque. Eso crea empleo y oportunidades.
¿Qué perfil predomina?
El de la familia. Cualitativamente el deportista. Hay gente que vive el senderismo desde el punto de vista vital.
El Translozoya, ese recuperar un ferrocarril después de 20 años es una idea un tanto romántica...¿Cómo va ese proyecto?
Esa es una apuesta en colaboración con los Ayuntamientos de la Sierra Norte, queda el visto bueno de Renfe para el uso de las vías. Es un poco como el tren del fresa, el tren de Arganda. Madrid no es solo el Parque Nacional. Nosotros al Parque dedicamos 3 millones de euros, y recibimos una aportación de dos millones más para los próximos cuatro años.

¿Qué otras novedades se esperan?

La novedad fundamental es el autobús. Hemos introducido además que un bus que lleva a las 14 paradas del parque, con un guía en español y en inglés. Cuanto más conoce la gente el parque, más lo cuida. Hay 78 millones de desplazamientos para ver aves, la ornitología hoy en el mundo anglosajón es un mercado. Cada movimiento deja 1.000 euros. Debemos de ser capaces de atraer ese mercado. Si lo hacemos atractivo, tenemos una fuente de riqueza enormemente importante. Los visitantes pueden venir al Thysen, Prado, y en 40 minutos están en el campo y pueden hacer avistamiento de aves. Es un turismo muy importante.
Ese turista de fuera ¿de qué nacionalidad es? ¿Se deja aquí el dinero?
Hay mucho alemán, inglés, americano, y un repunte de asiáticos, especialmente de chinos y venezolanos.
Imagino que invertirán en marketing, Madrid no es solo Museo del Prado.
Hemos abierto el medio ambiente al turismo a través de tres iconos. El Parque Nacional, La ruta de los vinos y las bodegas de la Comunidad están abiertas. En la parte de San Martín y de Arganda han abierto 21 bodegas, con catas, gastronomía. Y la ruta de los toros, con 14 ganaderías para que puedan ser vistas y visitadas. Así conocen la agricultura y el campo. Tenemos un proyecto para hacer una aplicación que permita a la gente encontrar sendas. El turimo verde es nuestra apuesta.
¿Hay más aplicaciones para móviles, algo fundamental en el mundo de hoy?
En sendasdemadrid.es se pueden encontrar todas las sendas. En madridrutasdelvino.es y madridrutasdeltoro.es En la página web del Parque Nacional.
Usted parece enamorado del buitre negro. Lo digo porque en su propio perfil hay vídeos de él.
Pues sí estoy muy orgulloso de él, porque hemos duplicado su número. Es un modelo de cómo abrir el medio ambiente, disfrutarlo. Nosotros tenemos detectados los nidos. En los momentos de anidación de las aves, está prohibido el paso. Se puede abrir y cerrar el espacio para que sea un crisol de especies, pero en ningún caso que sea un espacio cerrado.
Si usted tuviera que recomendar una ruta ideal de fin de semana. ¿cuál escogería?
Yo escogería la casa de cotos, subiría hacia el mirador del gitano, y luego subiría hasta las lagunas. Esa es la que hicieron los Reyes. No la completaron...
Les pudo la subida
No, jejeje, les pudo el tiempo. Es una ruta en el que uno se da cuenta de lo único que es.
Si usted tuviera que vender el parque con un eslogan ¿Cuál sería?
Es el pulmón de Madrid.
¿Hay algún otro proyecto para quitar de la mente a la gente que Madrid es solo coches y fomentar el lado verde?
Estamos haciendo un esfuerzo para dar a conocer las zonas verdes. Las rutas de las que hemos hablado también funcionan. En madrid.org hay muchas actividades.
El consejero es un hombre de bicicleta, de medio ambiente, o el despacho no le deja.
Me compré una bici y tengo una niña que ahora va a cumplir cinco años. A los 400 metros mi hija decía: 'No puedo más'. Me he comprado una barra en la que tengo unida la rueda trasera y delantera de ella. No hace nada ya pero no se cansa. Yo he aprendido a disfrutar el medio ambiente con mi hija.
¿Ha visitado ella ya el parque?
Sí. Me dice muchos días al llegar a casa '¿Has venido del parque nacional'? Ojalá todo el mundo lo conozca.
¿Qué le gusta a ella del parque?
Salir fuera. Divertirse con la familia. He hecho rutas por el Lozoya en Pinilla del Valle hay una en torno al emblase y se puede hacer canoa y es un plan para niños brutal. Y allí se alquilan bicis. En Manzanares hay un sitio que también recomiendo. Es perfecto para hacerlo en pareja. Es la burricleta, es una tienda que alquila una bici eléctrica con un gps, te pone unas alforjas para la merienda. Y es un paseo alrededor de Manzanares del Real es único. Mi hija lo valora mucho más que yo que soy más urbanita. Pero ella ya es sensible al medio ambiente y eso puede ser una revolución para la nueva generación.
¿Cuál es el feedback que recibís de la gente?
Es alucinante. La gente dice 'pero ¿esto estaba en Madrid? Es alucinante que esto esté aquí'.
¿Cuál el reto principal del parque? ¿Más visitantes?
Esto no es una carrera de visitantes. Es un laboratorio para hacer muchos descubrimientos, para la reproducción de animales, cómo viven... Hemos abierto ahora una webcam para que los niños vean a 30 metros un nido de buitre negro. Me gustaría que el parque fuera un laboratorio de I+D+I y que sea una forma de exportar medio ambiente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING