Medvédev desistió de permanecer en Kremlin porque los rusos prefieren a Putin

  • El presidente ruso, Dmitri Medvédev, confesó hoy que le hubiera gustado presentarse a la reelección, pero que tuvo que desistir debido a que los rusos prefieren que sea el primer ministro, Vladímir Putin, quien se siente en el Kremlin.

Moscú, 30 sep.- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, confesó hoy que le hubiera gustado presentarse a la reelección, pero que tuvo que desistir debido a que los rusos prefieren que sea el primer ministro, Vladímir Putin, quien se siente en el Kremlin.

"En estos momentos, el primer ministro es, sin ninguna duda, el político más influyente y sus índices de confianza son un tanto mayores que los míos", aseguró Medvédev durante una entrevista con varios canales de televisión.

Medvédev, que anunció el pasado sábado que cedería a Putin el Kremlin para asumir la jefatura del Gobierno en 2012, reconoció que ambos dirigentes habían acordado ese cambio de fichas hace mucho tiempo.

No obstante, agregó: "Por otra parte, la vida podía haber introducido cambios paradójicos y particulares. ¿Y si cambiaban las preferencias electorales de la gente por alguna razón? Yo debía tener eso en cuenta".

El jefe del Kremlin subrayó que era sincero cuando aseguró en varias ocasiones en los últimos meses que deseaba presentarse a la reelección en marzo de 2012 para continuar la modernización del país.

"Cuando dije que no lo descartaba, yo, por supuesto, no estaba mintiendo", dijo el mandatario ruso, quien descartó la posibilidad de que ambos dirigentes hubieran concurrido en las elecciones.

Al respecto, Medvédev recalcó: "Algunos esperan de nosotros precisamente eso, que en algún momento nos enfademos y nos enfrentemos en la arena política. Pues, quiero decir que esto no ocurrirá".

"Queremos lograr unos resultados políticos. Ganar las elecciones parlamentarias en diciembre y en marzo, las presidenciales, y no satisfacer nuestras ambiciones personales. La ambición de cada persona responsable es servir a su país", apuntó.

Por otra parte, tachó de "irresponsables", "hipócritas" y "provocadoras" las afirmaciones de que el resultado de las elecciones está predeterminado.

"La decisión del congreso de (el partido oficialista Rusia Unida) es una recomendación de una formación política de apoyar a dos personas en las elecciones, no más que eso", señaló.

Medvédev insistió en que "si toda va bien la gente votará y si creen que las autoridades se han desviado de su rumbo, votarán a otros".

"Yo cumpliré con mis obligaciones, pero estoy seguro de que la lucha será dura y ardua, pero espero que sea correcta", dijo.

La decisión de Medvédev de ceder el cargo a Putin, que dejó la Presidencia en mayo de 2008 porque la Constitución impide más de dos mandatos presidenciales consecutivos, ha causado decepción en el clan liberal.

Algunos opositores han manifestado su temor a que Putin eche por tierra las tímidas reformas liberales iniciadas por Medvédev y, en el plano exterior, aborte el reinicio de las relaciones con Estados Unidos.

Mostrar comentarios