Viernes, 19.07.2019 - 06:30 h
Impulso a la Memoria Histórica

Justicia ficha a un alto cargo del PP para la gran exposición del exilio republicano

El exdirector del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, será el comisario de una muestra centrada en los miles de españoles que huyeron en 1939.

Juan Manuel Bonet: "El Instituto Cervantes no va a cejar en la defensa del español en ciudades como Nueva York"
Justicia ficha a un alto cargo del PP para una 'tournée' sobre el exilio republicano. / EP

El Gobierno va a rendir homenaje a los miles de republicanos que tuvieron que marcharse de España en 1939 tras la Guerra Civil y para ello está iniciando los trámites para poner en marcha "una gran exposición" itinerante que recorrerá diferentes puntos neurálgicos del exilio. El comisario de este 'showroom' organizado por la Dirección General para la Memoria Histórica -un organismo de nueva creación y dependiente del Ministerio de Justicia- será un antiguo alto cargo del Ejecutivo del PP: el exdirector del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet

Justicia ha elegido a Bonet para este proyecto por sus méritos profesionales. Así lo argumenta el director general para la Memoria Histórica, Fernández Martínez, en la documentación justificativa del programa. El informe, al que ha tenido acceso La Información, expone que el exmáximo responsable del Cervantes hasta el pasado mes de julio es toda una eminencia en la materia: se le contrata "no habiéndose encontrado otra persona que pueda competir con él por la adjudicación del contrato y que pueda satisfacer plenamente los objetivos del departamento, dada la multiplicidad de tareas, cometidos y responsabilidades que supone el comisariado y coordinación de los servicios".

El Ministerio dirigido por Dolores Delgado, por tanto, abonará un total de 58.080 euros (que serán 48.000 euros sin IVA) a Juan Manuel Bonet por convertirse en comisario de una exposición que llevará por nombre 'El exilio republicano español, 1939'. La muestra tendrá en un primer momento una sede fija en Madrid para, más tarde, salir de 'tournée' por ciudades como París, donde, precisamente, Bonet fue director de la sede del Cervantes. 

En el contrato entre Justicia y el intelectual que nació en la capital francesa se especifica que Justicia pagará a Bonet 4.000 euros al mes (sin incluir los impuestos) y que lo hará de forma bimensual. El comisario, eso sí, tendrá que presentar la correspondiente factura a la Dirección General de la Memoria Histórica. "Una vez constatada su correcta realización y previa certificación de conformidad de la misa" el Ministerio procederá a abonar los 8.000 euros. 

El Gobierno, por cierto, explica que ha fichado a Bonet siguiendo un procedimiento de "negociado sin publicidad" y cumpliendo con las exigencias de la Ley de Contratos del Sector Público. Lo razona remitiéndose a que se trata de una exposición que reflejará una "obra de creación de carácter intelectual y especializada" y que, por ello, recurre a un profesional de acreditada reputación en la materia. 

Juan Manuel Bonet es, efectivamente, un profesional con una amplia trayectoria en el estudio de la literatura y el arte del periodo que abordará la exposición de Justicia. Dispone, además, de una dilatada experiencia como comisario de exposiciones artísticas. En cuando a sus convicciones políticas, él mismo ha reconocido que ha "evolucionado, como tanta gente de mi generación". Y añade en una entrevista en El País: "Estuve en la extrema izquierda y luego cambié hacia zonas más templadas. Hoy soy de extremo centro".

Cómo será la exposición sobre el exilio republicano

La exposición que conmemora el 80 aniversario del exilio republicano busca "rendir tributo a la labor realizada por los países de acogida" de miles de españoles". Según se puede leer en la misma memoria justificativa, la muestra dará a conocer "las aportaciones del exilio a la restauración de la democracia española y a los procesos de desarrollo y modernización de los países a los que se marcharon". Todo ello desde el ámbito académico y divulgativo de unos artistas que tuvieron que abandonar su país tras la guerra.

Bonet, por tanto, se encargará de recopilar y poner en valor la labor que realizaron "pintores, ilustradores, escultores, fotógrafos, arquitectos, escritores, filósofos, músicos y científicos". "Un trabajo -insiste el Ministerio- de gran cualificación en el que, necesariamente, han de manejarse conocimientos muy variados que trascienden los puramente histórico-artísticos, lo que no podría realizarse con los medios personales adscritos al Ministerio".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios