Jueves, 22.08.2019 - 07:26 h
Pide lealtad 

Meritxell Batet apuesta por una reforma urgente y viable de la Constitución

Considera que es la herramienta viable para solucionar la "crisis territorial, social y democrática" que vive España. Torra pone límites al diálogo.

La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública y secretaria de Impulso Federal del PSC, Meritxell Batet, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta,en la jornada "Reforma constitucional, federal y con derechos". EFE/Quique García
La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet junto a Iceta. EFE/Quique García

La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha apostado por hacer una reforma "urgente, viable y deseable" de la Constitución para solucionar la "crisis territorial, social y democrática" que vive España. Y ha explicado por qué. Urgente porque hay una crisis de Estado tanto en el ámbito territorial como el social, viable porque profundiza en la propia Constitución para perfeccionar un sistema "claramente mejorable", y deseable porque es "el mejor camino" para trazar "un destino común" para identidades autonómicas diferentes.

Para sacar adelante esta reforma, Batet ha vuelto a pedir diálogo entre instituciones y lealtad a todos los interlocutores. La nueva ministra ha recibido un largo aplauso antes de comenzar su intervención, que ha empezado agradeciendo al PSC su confianza. Las palabras de la ministra se han producido en Barcelona en un acto sobre reforma constitucional y federalismo, en el que abogó por superar estos cinco años en los que a su modo de ver no ha habido "auténtico diálogo", porque el diálogo obliga a "respetar al otro" y "reconocer su legitimidad", y "arriesgarte a cambiar de posición porque el otro te ha convencido".

Repitiendo la apuesta por "escuchar, dialogar y consensuar" que ha abanderado el nuevo Gobierno socialista, Batet sostuvo que "la respuesta a la demanda de una parte de los ciudadanos no puede basarse sólo en la aplicación de la Constitución"; no sin antes dejar claro que esta es  "fundamental, porque son las reglas del juego, pero con eso no es suficiente".

Así, la ministra abogó por recoger propuestas de todos los ciudadanos para tener "una base social más amplia”, dado que la mayoría de la sociedad catalana pide diálogo e "integrar las posiciones de todos los ciudadanos". En obvia referencia a la Generalitat, la ministra distinguió que, aunque cada gobierno tenga su línea política, lo cual es legítimo, como instituciones son "representantes de todos sus ciudadanos" y "están sometidos a la legalidad, sobre todo cuando quieren modificar la legalidad".

Según recalcó, "las instituciones son de todos", y, por eso, dijo que espera que todas ellas asuman su papel en los órganos comunes, como la Conferencia de Presidenes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera, de los que se ausentó el Gobierno de Carles Puigdemont.

En la misma línea pero refiriéndose a la comisión sobre análisis y propuestas de reforma del Estado autonómico que promovió el PSOE en el Congreso de los Diputados, lamentó que "faltan muchas fuerzas políticas", cuando "todas tienen que participar activamente", porque "es un instrumento importante y una oportunidad para encontrarnos".

Torra responde que parte del 1-O y la declaración del 27-O

La respuesta de Torra no se ha hecho esperar. Y la verdad. El margen de diálogo que deja al Gobierno, al igual que le pasó a Rajoy, es estrecha. El president de la Generalitat ha dejado claro que son "bienvenidas todas las propuestas porque sobre propuestas tenemos que debatir. El Estado sabe cuál es nuestra posición. Partimos del referéndum del 1 de octubre y la declaración política del 27 de octubre".

El presidente de la Generalitat ha destacado, no obstante,  que la conversación que tuvo con Sánchez fue "muy cordial" y que acordaron reunirse lo más pronto posible, y que los equipos del Gobierno y la Generalitat empezaran a preparar esta reunión. "Hablaremos de todo lo que interesa al país, de la situación de los derechos y libertades, derechos sociales, el derecho a la autodeterminación y esto es lo que discutiremos", ha asegurado.

También ha sostenido que "ninguno de los dos quiere una reunión de foto, sino de contenido, de debate, de diálogo y de negociación", y que los gestos no son suficientes, sino que reclama soluciones. Respecto  a la negativa de Trapero de volver a liderar a los Mossos, Torra ha manifestado que "entiende perfectamente su posición porque él siempre piensa en el interés del país y del cuerpo de los Mossos d'Esquadra, a quien ha servido con lealtad en todo momento", ha ensalzado.

NO desea una nación de naciones

Rivera rechaza la propuesta

El presidente de Cs, Albert Rivera, ha mostrado hoy su rechazo a la idea de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, de abordar con urgencia la reforma de la Constitución para superar la crisis territorial que vive el Estado. Rivera ha recordado, en su cuenta de Twitter, que es partidario de modificar la Carta Magna, "pero no para inventarse una nación de naciones, sino para reforzar la nación de ciudadanos libres iguales". A ese respecto, ha recordado su apoyo a una reforma constitucional si es para "suprimir aforamientos, reformar o cerrar el Senado y cambiar el sistema electoral, todo lo que PSOE-PP han bloqueado".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios