Sábado, 19.01.2019 - 00:02 h
En la catedral de Granada

Miles de personas arropan a la familia del guardia civil asesinado durante el funeral

El director de la Guardia Civil, Félix Azón, le ha impuesto la Cruz de la Orden al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo a título póstumo.

En Granada, misa funeral por el guardia civil fallecido
En Granada, misa funeral por el guardia civil fallecido. / Europa Press

Miles de granadinos han acudido a dar el último adiós a José Manuel Arcos Sánchez, el guardia civil de 48 años que falleció este lunes tras recibir un disparo procedente de un vehículo al que dio el alto en la localidad de Huétor Vega (Granada). Junto a la familia también han querido estar representantes de la plantilla de la Guardia Civil en Granada y autoridades como el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, o el director de la Guardia Civil, Félix Azón. El féretro ha llegado a la catedral de Granada, donde ha tenido lugar la misa funeral, antes de las 9 y media de la mañana acompañado del himno nacional y de la marcha fúnebre. Los asistentes han entonado un improvisado 'viva' a la Guardia Civil para recibir los restos mortales del agente. 

Durante la misa funeral los compañeros de José Manuel Arcos han pronunciado unas palabras para rendir un homenaje a su compañero. "Hoy hacemos nuestro último servicio juntos. Que extraño será no verte entre nosotros. Tú solidaridad infinita, naciste para esto y lo sabes", recoge Granada Hoy. Tras la misa funeral, la familia ha salido junto al féretro totalmente desolada. El padre del guardia civil ha recogido su tricornio, mientras sonaba el himno 'La muerte no es el final' y la mujer y sus hijos besaban el ataúd.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a su salida de la catedral, ha resaltado la labor de la Guardia Civil para garantizar "un espacio tranquilo, de paz". "Es la muestra clara y evidente de cómo la Guardia Civil se preocupan hasta la vida de todos nosotros para garantizar un espacio de paz para todos nosotros. José Manuel Arcos ha dado la vida por nosotros", ha dicho. Grande-Marlaska ha evitado responder a las preguntas sobre las circunstancias de la muerte del agente y sobre si llevaba chaleco anti-balas. Ha afirmado que no va a hacer "elucubraciones" y que todos los detalles del suceso están recogidos en el atestado. 

Numerosas personalidades, como el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, acudieron a la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, que acogía desde este lunes la capilla ardiente de José Manuel Arcos. En estas dependencia el director de la Guardia Civil, Antes de dirigirse a la catedral, le ha impuesto la Cruz de la Orden al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo a título póstumo. Los hechos ocurrieron sobre las 4.20 horas de ayer cuando el guardia civil y una compañera en prácticas se encontraban en un punto de identificación durante un control rutinario.

Tras interceptar a un vehículo que circulaba a gran velocidad e identificar a su único ocupante, se produjo un forcejeo entre el guardia civil fallecido y el detenido, que antes de huir arrebató el arma al agente y le disparó en la zona baja del abdomen. El agente, que formaba parte de una patrulla en servicio del municipio de La Zubia, resultó gravemente herido y fue trasladado al Hospital PTS de la capital granadina, donde murió poco después.

La detención del presunto homicida, que tiene antecedentes por violencia machista, robo y amenazas, se produjo a las 9.25 horas en el entorno de la rotonda del centro comercial Serrallo, en la capital, por donde se desplazaba en una furgoneta que acababa de robar. El presunto homicida, un delincuente habitual de 40 años que suma 14 detenciones solo por parte de la Guardia Civil desde 1995, permanece arrestado y pasará previsiblemente mañana a disposición judicial.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios