Martes, 17.09.2019 - 01:50 h
Rajoy se encierra en Moncloa

Cs quiere elecciones ya para evitar que coincidan con autonómicas y europeas

Rivera busca unas elecciones urgentes para evitar que el Gobierno resista un año más y haga coincidir todos los comicios en un 'superdomingo'.

Rajoy acusa a Sánchez de estar dispuesto a todo para gobernar
Rajoy acusa a Sánchez de estar dispuesto a todo para gobernar / EFE

La moción de censura que se debate y se vota mañana y pasado en el Congreso abre tres escenarios posibles: que Pedro Sánchez triunfe y se convierta en presidente del Gobierno (posibilidad en manos del PNV); que Rajoy salve la moción y se atrinchere en La Moncloa 'sine die' con unos Presupuestos de 2018 en el bolsillo que le garantizan llegar a 2020, o que esta moción no triunfe y se inaugure una ronda de mociones de censura sucesivas, como ya ha apuntado Podemos. En cualquier caso, mientras la parálisis política ya está teniendo su efecto en la Bolsa y en la prima de riesgo, en los cuarteles generales de los partidos velan armas para un todos contra todos. 

Donde hay una mayor preocupación es en el Gobierno. Rajoy se ha encerrado estos días en Moncloa, mientras dos de sus ministros han sido los que han expresado en público su inquietud: Juan Ignacio Zoido hablando en una entrevista que la moción de censura no es buena para España y María Dolores de Cospedal en los pasillo del Congreso pidiendo responsabilidad a sus señorías. El presidente reaparece hoy en la sesión de control al Gobierno pero su intención es resistir. Aguantar lo máximo posible, en definitiva.

Como le dijo a Bárcenas en los famosos SMS: "La vida es resistir". Esta es la estrategia monclovita ante la posible oleada de mociones para intentar echarle del complejo presidencial: aprovechar la división en la oposición y los vetos cruzados para continuar gobernando. En el fondo Moncloa juega con una ventaja: si no triunfa ninguna moción de censura la única persona con facultad para convocar elecciones es el jefe del Ejecutivo. Por la cabeza de Rajoy, en conclusión, no ha pasado en ningún momento la posibilidad de apretar el botón rojo y disolver las cámaras.

Todos los barones están de acuerdo con que Rajoy aguante y resista. Así lo expresan fuentes de Génova, que consideran que se ha iniciado una cacería contra el presidente que será continua. No obstante, desde las baronías sí que existe unanimidad a la hora de señalar que el PP debe cambiar radicalmente de estrategia una vez solventada la gobernabilidad y confirmado que Rajoy puede continuar en La Moncloa. "Pasar al ataque", dicen, contra sus rivales. Incluso en alguna dirección autonómica se habla de que el próximo congreso del partido debe ser fundacional.

En el PSOE, por su parte, hay unidad de acción, algo que no se veía en mucho tiempo. El partido quedó partido en dos tras las primarias, pero la moción de censura ha unido a compañeros de partido que recelaban unos de otros. "Por fin estamos de acuerdo en algo", celebraba un diputado de una región díscola con Pedro Sánchez en el proceso interno que se celebró hace ahora un año. Mientras el secretario general ya ha emprendido una ronda de contactos con otros grupos (excepto con Cs, con quien no quieren negociar nada antes del viernes), una cuadrilla de parlamentarios socialistas ha intentado cortejar a sus cinco compañeros del PNV. La respuesta que han recibido es: "El viernes lo decidiremos".

Ciudadanos no ha aclarado si apoyará la moción de censura del PSOE pero en el partido se inclinan por decir 'no' o, al menos, por una abstención, que tampoco le serviría a Sánchez. El número dos naranja, José Manuel Villegas, conversó este martes con sus homólogos de PP y PSOE, Fernando Martínez Maillo y José Luis Ábalos. A los populares les insistió en que debía ser Rajoy quien convocara unas generales anticipadas. Si se niega a ello en el partido de Rivera se habla de una moción de censura "instrumental", ya que no les vale que Sánchez no ponga fecha a esa cita con las urnas que quieren que sea inminente.

Pero, ¿por qué Cs quiere elecciones de manera urgente? La explicación que ofrecen desde la formación naranja va más allá de aprovechar los resultados favorables que les dan las actuales encuestas. Fuentes del partido afirman que su objetivo es evitar que Rajoy organice un 'superdomingo'. Es decir, una jornada electoral el próximo 26 de mayo de 2019 en la que puedan coincidir municipales, autonómicas, europeas... y generales.

En la sede de Cs en Las Ventas consideran que Rivera saldría perjudicado de una cita con las urnas masiva debido a que PP y PSOE cuentan con una implantación superior en todo el territorio nacional y podrían movilizar a un mayor número de electores si les hacen ver que se juegan el gobierno nacional, el de su comunidad y el de su ayuntamiento. Son los números y la estrategia naranja.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios