Montull y Millet aseguran que han pasado "días muy tristes" en la prisión

  • Barcelona.- Los ex responsables del Palau de la Música Jordi Montull y Fèlix Millet han asegurado hoy que los trece días que han pasado en la prisión de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), han sido "muy tristes", si bien han indicado que han sido bien tratados por funcionarios y compañeros de prisión.

La juez deja libres a Millet y Montull tras trece días en la cárcel
La juez deja libres a Millet y Montull tras trece días en la cárcel

Barcelona.- Los ex responsables del Palau de la Música Jordi Montull y Fèlix Millet han asegurado hoy que los trece días que han pasado en la prisión de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), han sido "muy tristes", si bien han indicado que han sido bien tratados por funcionarios y compañeros de prisión.

En una breve declaración a los medios de comunicación que se encontraban a las puertas de la prisión, Jordi Montull ha explicado que el recuerdo que quedará en su memoria de estos días es la tristeza que han experimentado en prisión.

No obstante, ha añadido que tanto él como Millet se han sentido bien tratados por los funcionarios y también por los presos con los que han compartido paseos y comidas.

Fèlix Millet ha ratificado las palabras de su ex mano derecha en el Palau de la Música y no ha querido realizar ninguna declaración más, ni tan siquiera de su situación judicial, que ha evitado valorar al igual que Montull.

Jordi Montull, que ha contado con el asesoramiento de su abogado, Jordi Pina, ha sido recibido a la salida de la prisión por su esposa, Mercè Mir, y su hija, Gemma Montull, también imputada en el caso del expolio del Palau de la Música.

Millet ha estado acompañado por su esposa, Marta Vallès, pero no ha estado presente su nuevo abogado, del despacho de Piqué Vidal.

Tras esta breve declaración a los periodistas, ambos hombres, vestidos de manera informal, han abandonado con sus respectivas familias y por separado el recinto de la prisión en coches de gama alta, un Mercedes en el caso de Millet y un Nissan Murano, en el de Montull.

Mostrar comentarios