MSF reduce su equipo en Yemen por los ataques contra uno de sus hospitales

  • Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció hoy que se ha visto obligado a retirar a su equipo del hospital Al-Salam, en la provincia yemení de Amran, por los continuos ataques contra el personal y las infraestructuras.

París, 6 ago.- Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció hoy que se ha visto obligado a retirar a su equipo del hospital Al-Salam, en la provincia yemení de Amran, por los continuos ataques contra el personal y las infraestructuras.

La retirada se produjo el pasado 31 de julio, después de que integrantes de esa organización en el país recibieran amenazas de muerte que se suman a la violencia registrada en los últimos cinco meses, materializada en robos, agresiones, emboscadas o disparos en los alrededores del hospital.

"Es muy difícil aportar cuidados médicos esenciales en ese entorno donde la violencia está presente continuamente", indicó en el comunicado el jefe de la misión de MSF en ese país, Thierry Durand, según el cual la ONG y sus instalaciones se han utilizado como medio de presión en querellas individuales o familiares.

MSF, presente en Yemen desde 1986, trabajaba desde 2010 en ese centro hospitalario, donde llevaba a cabo cerca de 500 consultas de urgencia por semana y donde, desde principios de año, había efectuado más de 900 operaciones quirúrgicas "vitales".

La organización hizo un llamamiento a todos los actores presentes en el país para que respeten la seguridad del personal médico y de sus infraestructuras y para que no impliquen a ese tipo de trabajadores en sus disputas.

Desde abril de 2010, la ONG asegura haber contabilizado hasta 46 incidentes contra su personal en todo Yemen, donde se financia a través de donantes privados y también está presente en Aden, Al Dhale, Abyan y Sanaa.

Mostrar comentarios