Sábado, 18.01.2020 - 18:30 h
El pasado mes de agosto

Muere un peatón a causa de un patinete eléctrico por primera vez en España

Dos jóvenes iban en el vehículo cuando arrollaron a una anciana, que golpeó su cabeza contra el suelo y falleció a los pocos días en el hospital.

Patinete eléctrico
El primer accidente mortal de un patinete se ha dado en Barcelona. / EFE

Dos jóvenes que viajaban en un patinete eléctrico a más de 30 km/h han provocado la muerte de una anciana en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

El suceso ocurrió en la rambla del Carme el pasado mes de agosto, según confirmaron fuentes judiciales, policiales y municipales a el diario El País. El accidente, sin embargo, no había trascendido hasta ahora, debido al procedimiento judicial contra los dos jóvenes. Hace unos días, además, el asunto se abordó en la junta local de seguridad.

Los dos jóvenes que iban en el patinete  se enfrentar ahora a un proceso penal. La fiscalía estudia atribuirles una imprudencia grave con resultado de muerte. Al ser un patinete eléctrico no se puede aplicar, según explican fuentes judiciales, un delito contra la seguridad vial, ya que éstos se refieren solo a "vehículos a motor".

Este caso se une a otro que tuvo lugar también en Cataluña, en esta ocasión en Sabadell. Una mujer de 39 años murió en el Hospital Parc Taulí de la ciudad, al que ingresó en estado grave el pasado 9 de octubre tras ser atropellada por un camión en la localidad mientras circulaba con una patinete eléctrico. Así lo explicaron fuentes del centro sanitario: la mujer llegó al hospital el pasado 9 de octubre, después de sufrir un atropello en la intersección de la Gran Via y la carretera de Prats de Lluçanès.

Según aseguraron diversos testigos a diferentes medios, la mujer circulaba con este vehículo y cayó al suelo coincidiendo con el paso del camión.

Un uso que genera dudas

La movilidad en patinete eléctrico se ha convertido en poco más de un año en un fenómeno en las principales ciudades de España y a nivel internacional, ya que se trata de una alternativa sostenible, respetuosa con el medio ambiente y asequible para realizar viajes cortos sin contaminar ni aumentar el tráfico. No obstante, muchos de los usuarios todavía tienen dudas de por dónde pueden circular y estacionar. Ante esto, Bird, la compañía de vehículos eléctricos compartidos de 'último kilómetro', propone una serie de recomendaciones para que los usuarios de patinetes eléctricos se muevan de forma segura y respeten a los peatones y resto de vehículos.

Aunque el uso del casco no es obligatorio para circular en patinete, es un elemento que ofrece una mayor protección, por lo que siempre se recomienda el uso del casco. Montar en patinete es sencillo, pero su correcto manejo exige llevar siempre ambas manos en el manillar para un mejor control, así como evitar todo tipo de distracciones, como el teléfono móvil o escuchar música con auriculares.

Una de las cuestiones que suscitan más dudas y debates es por dónde pueden circular los patinetes. Y la respuesta no siempre es sencilla, ya que hay numerosas ciudades que todavía no han regulado su uso y, entre las que sí lo han hecho o están a punto de aprobar sus nuevos planes de movilidad, hay importantes diferencias. Sin embargo, lo que sí está claro es que la acera nunca será una opción, puesto que debe quedar reservada solo a los peatones. En este sentido, el carril bici es el espacio ideal para moverse en patinete eléctrico. No obstante, en ciudades como Madrid, los patinetes también pueden circular por calles (excepto carriles bus) con un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora o inferior.

La velocidad máxima a la que se puede circular en patinete puede variar de una ciudad a otra, aunque la norma general fija el máximo en 30 kilómetros por hora. En cualquier caso, no hay por qué circular al límite permitido y lo más recomendable es hacerlo a una velocidad adecuada a la situación de la vía, el tráfico y, muy importante, a la experiencia de quien lleva el patinete. Bird limita la velocidad de sus patinetes a la media de una bici (24 kilómetros por hora) para mayor seguridad.

Por último, siempre que sea posible, es conveniente elegir una ruta conocida. Es la mejor opción para evitar imprevistos, como calles con alta densidad de tráfico o zonas donde no esté permitido el uso del patinete.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING