Domingo, 20.10.2019 - 16:39 h
40 años de matrimonio

Así es la científica Pilar Goya, el eterno apoyo de Alfredo Pérez Rubalcaba

Se conocieron en la facultad de Química y hasta hoy. Formaban un tándem perfecto. No tuvieron hijos y estaban volcados con sus sobrinos. 

Pilar Goya y Rubalcaba en la proclamación de Felipe VI.
Pilar Goya y Rubalcaba en la proclamación de Felipe VI. / EFE

Pilar Goya, la mujer del dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha fallecido este viernes tras sufrir un infarto cerebral, siempre ha estado a su lado. Cuarenta años de matrimonio y una unión sin fisuras y cargada de complicidad, que arrancó en las aulas de la Facultad de Química. La mala fortuna hizo que no lo estuviese con él cuando el político sufrió el ictus el pasado miércoles.

La vasca Pilar Goya, profesora de investigación del CSIC en el Instituto de Química Médica, del que llegó a ser directora, presidenta de EuChemS (European Chemical Society) y presidenta saliente de la Sociedad Española de Química Terapéutica, ha sabido triunfar en su carrera profesional y permanecer en un octavo plano en la política. Discreta, pero con las ideas claras.

Hay pocas fotos juntos en actos oficiales. El archivo de EFE da cuenta de la recepción en el Palacio Real tras la proclamación del príncipe Felipe como Rey de España. Él ya había anunciado que se retiraba de la política activa, pero quisieron ir juntos al acto, ya que él estuvo particularmente implicado en el acto que llevó a Felipe VI al trono. También discretamente Pilar se sentaba cuando su agenda profesional se lo permitía en las filas intermedias en los actos de partido, pero Alfredo siempre tenía un abrazo de reconocimiento para ella. 

Alfredo Pérez Rubalcaba y Pilar Goya en un acto de partido.
Alfredo Pérez Rubalcaba y Pilar Goya en un acto de partido. / EFE

Rubalcaba siempre ha estado casado con ella (desde 1979 cuando Pilar volvió de completar de sus estudios en Alemania) y con el PSOE. Y ella ha encajado los desvelos con el partido perfectamente. Pilar nunca ha buscado aislarse en su grupo de íntimos relacionados con su profesión. De hecho, los mejores amigos de la pareja son el también político socialista Jaime Lissavetzky, que es amigo de Rubalcaba desde que iban juntos al colegio de El Pilar, y su esposa Pilar Tijeras

Y es que una de las pocas veces que Pilar Goya ha participado en política fue en el vídeo promocional lanzado desde el PSOE para impulsar la precampaña de Lissavetzky para ser candidato a la alcaldía de Madrid. Un vídeo en el que incluso se puede ver una imagen de ambos en lo que parece una estampa típica de verano junto a la playa. Con Lissavetzky y Pilar los Pérez Goya gustaban de pasear por el Monte del Pilar, en Pozuelo, y en años más mozos, ellos jugaban al fútbol, un deporte que acarreó más de una lesión al exministro.

Pilar nació en Vitoria en 1951. Su familia son propietarios de la confitería Goya, que elabora los célebres bombones Vasquitos y Nekanes, famosos en todo el País Vasco. Ha tenido unas circunstancias personales muy duras. Se murieron tres de sus hermanos y por eso Pilar tiene una relación muy estrecha con sus sobrinos. Un suceso que también afectó muchísimo al propio Rubalcaba, muy unido a sus cuñados, en especial a Tato Goya. Los que le conocen cuentan que su muerte le llevó incluso a plantear no aceptar la cartera de interior en 2008. 

Goya tiene también una fuerte faceta solidaria y durante años ha estado muy vinculada a 'Save the Children', organización de la que fue vicepresidenta. Los que la conocen dicen que aunque ha vivido momento muy duros en política (atentados de ETA en su País Vasco natal) nunca le ha echado en cara nada. Que ella siempre ha tenido su vida propia con la Química. Los últimos años los dos habían bajado el pistón profesional, con los sobrinos ya mayores y ya con muchas etapas profesionales cubiertas. Ahora, sin duda, para Pilar se abre otra inesperada. 

La científica estará arropada por toda la familia socialista este viernes a las 20.30, cuando se abra la capilla ardiente en el Congreso de los Diputados. El PSOE ha suspendido todos sus actos de campaña de las autonómicas, locales y europeas hasta después del sepelio.

Ahora en Portada 

Comentarios