Muere un manifestante opositor en un ataque al sur de El Cairo

  • Una persona murió hoy y otras 37 resultaron heridas en la ciudad de Beni Suef, al sur de El Cairo, en un ataque armado contra manifestantes opositores, informaron fuentes policiales.

El Cairo, 30 jun.- Una persona murió hoy y otras 37 resultaron heridas en la ciudad de Beni Suef, al sur de El Cairo, en un ataque armado contra manifestantes opositores, informaron fuentes policiales.

Según explicaron las fuentes a la agencia oficial Mena, el fallecido es un joven de 22 años que murió en el hospital por las heridas sufridas.

El movimiento opositor 6 de Abril acusó en un comunicado al grupo islamista radical Gama Islamiya de atacar a los manifestantes en esa ciudad y causar la muerte del joven.

Otras 22 personas resultaron heridas en Beni Suef, informó el Ministerio egipcio de Sanidad, que elevó a 174 el número de lesionados en siete provincias del país.

Un total de 92 de esos heridos se registró en la provincia de Beheira, en el delta del río Nilo, mientras que 27 en El Cairo.

Mientras, en la provincia de Garbiya, también en el delta, al menos cuatro personas resultaron heridas de bala, según los datos del ministerio.

Por otro lado, un grupo de hombres desconocidos atacó hoy con piedras y cócteles molotov la sede de los Hermanos Musulmanes -grupo en el que militaba Mohamed Mursi antes de asumir la Presidencia- en el barrio cairota de Moqatam, en el noreste de El Cairo, informó la agencia estatal de noticias.

La sede se encontraba vacía en el momento del ataque, que causó un incendio en su parte delantera.

Por su parte, la televisión oficial egipcia informó de que seguidores de los Hermanos hirieron mediante disparos al menos a seis personas en esa zona.

Varias sedes del partido Libertad y Justicia, de los Hermanos Musulmanes, fueron atacadas y cercadas hoy por jóvenes en otras partes del país, escenario de multitudinarias manifestaciones contra el presidente.

Cientos de personas se congregaron y pidieron la renuncia del presidente junto a la vivienda de Mursi en el barrio acomodado de Tagamu al Jamis en la capital, donde la policía estableció un cordón de seguridad para evitar disturbios.

Mostrar comentarios