Miércoles, 12.12.2018 - 00:17 h
Una raza que no es "potencialmente peligrosa"

Mueren una madre y su hija atacadas por sus dos perros en Colmenar de Oreja

Los maridos de ambas han encontrado en el patio a las dos víctimas con diversas mordeduras de los animales, de la raza dogo de Burdeos. 

Coche de la Guardia Civil
Mueren una madre y su hija atacadas por sus dos perros en Colmenar de Oreja. / L.I. 

Dos mujeres de 57 y 41 años -madre e hija- han fallecido este miércoles en su chalé de Colmenar de Oreja (Madrid) al ser atacadas por sus dos perros, de la raza dogo de Burdeos, ha informado a EFE un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid-112.

El suceso ha tenido lugar en el número 578 de la calle Ibor, en la urbanización Balcón del Tajo de la citada localidad, donde los maridos de ambas han encontrado en el patio a las dos víctimas con diversas mordeduras de perro.

Mientras, los animales estaban en el interior de la vivienda cuando en torno a las 12:30 horas los servicios de emergencias han sido alertados por los dos hombres, que han tenido que ser atendidos por una crisis de ansiedad.

Al parecer, los perros pertenecían a la madre, así como la vivienda. Fuentes de la comandancia de la Guardia Civil han indicado a Efe que agentes de la Policía Judicial del cuerpo en Pinto se han hecho cargo de la investigación, aunque en estas primeras horas se ha centrado la atención en los familiares de las fallecidas.

El importante número de mordiscos que presentaban ambas mujeres ha causado un gran impacto tanto en los servicios de emergencia como en sus allegados.

De momento, los dos perros serán trasladados a una protectora como medida cautelar y a disposición judicial.  Aunque la raza dogo de Burdeos no figura en la lista de perros "potencialmente peligrosos" del real decreto de 2002, algunas comunidades autónomas o incluso municipios sí lo incluyen en sus normas específicas. 

Quinta muerte por ataque de perros este año

Tras la muerte de estas dos mujeres al ser atacadas por sus perros, son ya al menos cinco personas las que han perdido la vida este año por esta causa en España y 18 desde 2010. A comienzos de este año, el 3 de enero, en el Vall d'Uixó, un vecino de 70 años murió tras ser atacado en su finca agrícola por un grupo de entre tres y cuatro perros.

Ya en verano, el 1 de julio, se hallaba un cadáver en estado de descomposición parcialmente devorado por sus perros en una vivienda del municipio de Nules, en Castellón. Nueve días más tarde, un hombre de 87 años fallecía en Siero, Asturias, al ser atacado por seis perros propiedad de un vecino al que fue a visitar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios