Lunes, 19.08.2019 - 04:46 h
En Pozondón

El hijo asfixió a la anciana emparedada: la ocultaron para cobrar la pensión

Una mujer de 80 años apareció en su casa muerta después de que los vecinos la echaran de menos desde hace meses.

Vista del portal precintado de la casa en Pozondón (Teruel) donde la Guardia Civil ha hallado a una mujer muerta.
Vista del portal precintado de la casa en Pozondón (Teruel) donde la Guardia Civil ha hallado a una mujer muerta. / EFE

Pozondón vive hoy consternado. Su vecina María Ángeles, a la que echaban de menos, estaba muerta. Ahora se sabe que el hijo de esta mujer de 80 años ha confesado, en su primera declaración ante el juez, que la había asfixiado. Hacía meses que no la veían por el pueblo. Era habitual que no saliera todo los días debido a su movilidad reducida, pero de repente los vecinos empezaron a sospechar. Su cuerpo apareció en su casa emparedado detrás del armario. No lo habrían comunicado para "seguir cobrando la pensión".

Así lo ha explicado este viernes el subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, con motivo de la reconstrucción de los hechos que ha llevado a cabo la Guardia Civil en la casa familiar de Pozondón, en la que han participado el hijo y la hija de la anciana, quienes continúan a la espera de ser puestos a disposición judicial.

Ambos fueron detenidos ayer, acusados de un presunto delito de asesinato y otro de fraude a la Seguridad Social, después de que la Guardia Civil entrara en la casa, alertada por los Servicios Sociales de la Comarca, que sospechaban sobre la situación de la anciana.

Además, Morro ha explicado, en cuento al tiempo que podría llevar muerta la mujer, que el dato de dos años que ha trascendido no está confirmado por informes forenses, sino por los testimonios de los vecinos.

Ahora en Portada 

Comentarios