Viernes, 17.11.2017 - 22:37 h

Lo que necesitan los colegios públicos son... los profesores de la escuela privada

Un estudio concluye que los 'mejores' profesores están sobrerrepresentados en los colegios privados, pero la eficiencia de un buen profesor en la pública es mucho mayor.

Según el informe, en la calidad del profesorado incide positivamente ser hombre, la formación continua, la experiencia y estudios relacionados con la compresión lectora.

La calidad del profesor incrementa un 6% el rendimiento de sus alumnos

¿Dónde están los 'mejores' profesores? ¿Qué repercusión tiene en las notas de los alumnos tener un profesor bueno o malo? ¿Qué cualidades y rasgos tiene un buen profesor?

Para responder a estas y otras preguntas, los economistas y profesores de la Universidad de Barcelona Jorge Calero y J. Oriol Escardíbul han elaborado un informe titulado La calidad del profesorado en la adquisición de competencias de los alumnos, en el que se destaca que los mejores profesores están sobrerepresentados en la escuela privada.

Sin embargo, el documento también destaca que la labor de un buen profesor en los colegios públicos es más eficiente y repercute más en las notas de los alumnos que en la escuela privada.

La elaboración del informe parte de los resultados de los alumnos de 4º de Primaria (10 años) en el último Informe PIRLS de la OCDE sobre comprensión lectora y para dar nota a la calidad del profesorado se consideran 402 variables de los docentes y el impacto que tienen en los alumnos (8.580 de 312 centros educativos). Pese a todo, advierten los autores que el concepto de calidad que se maneja en el documento es limitado, ya que impide el establecimiento de relaciones de "causalidad".Cómo conocer la calidad de un profesor

Entre las variables analizadas para conocer la calidad de un profesor están la edad, los años de experiencia como docente, el género, la titulación, el ámbito de especialización y la formación continua, además de otras incluidas en el cuestionario que cumplimentan los docentes en la evolución PIRLS.

Entre estas están el grado de satisfacción profesional, el uso de bibliotecas y ordenadores en el aula, el uso de ejemplos prácticos en las explicaciones, aulas diferenciadas y alumnos por centro.

El informe destaca que entre la características del profesorado que inciden positivamente en su calidad están ser hombre, la formación continua, un ámbito de estudio específico (relacionado con la compresión lectora), así como los años de experiencia del docente.

Los resultados para el caso español se distancian de los resultados obtenidos en los países anglosajones en caunto al género del profesorado y parcialmente en cuanto a la experiencia laboral.Impacto en las notas del 'mejor' profesor

El documento apunta que que la ganancia que supone para un alumno tener un profesor de elevada calidad (percentil 75) es de casi 30 puntos en la escala del estudio PIRLS con respecto a otro profesor de reducida calidad (percentil 25). Asimismo, sostiene que si se amplía el rango de la comparación, es decir, entre un docente de percentil 95 y otro de percentil 5, esta distancia se eleva a 80 puntos.

Estos 30 puntos supone la distancia existente entre España (saca 513 puntos en PIRLS, por debajo de la media de 538 de la OCDE) y porcentualmente supone un aumento del rendimiento del alumno del 6%.

Para evidenciar que el efecto de un buen profesor en la escuela pública es mayor, el informe destaca que el incremento del rendimiento de un alumno con un buen maestro sería de un 6,21% en un centro público y de un 5,37% en un centro privado.

Te puede interesar: Un maestro de Tomelloso gana más dinero que uno de ParísPor qué los 'mejores' profesores acaban en la escuela privada

Los mejores profesores están en la escuela privada pese a que los sueldos son menores que en la pública y no han tenido que superar una oposición pública, que supuestamente sirve para filtrar a los mejores.

La razón, según los autores del estudio, es que en muchas ocasiones para estos profesores el sueldo no es la prioridad y aceptan condiciones salariales peores a cambio de tranquilidad, con alumnos en principio menos conflictivos y con un nivel socioeconómico y sociocultural mayor.

Además, sostienen que los centros privados parten de mejores condiciones para seleccionar sus plantillas y sus alumnos, algo que a la larga resulta fundamental, y que los los colegios con menos problemas suelen formar plantillas estables de docentes y crean un entorno que mejora la calidad de la enseñanza, lo que los hace mucho más atractivas pese a temas negativos como el sueldo.

Según destacan Calero y Oriol, esta circunstancia tiene un efecto negativo que provoca "una distribución de recursos que tiene un efecto regresivo sobre los resultados de los alumnos", ya que "beneficia más a las familias que tienen más recursos inicialmente".

Los autores recomiendan para acabar con esta situación que los mejores profesores trabajen en los centros con más dificultad e intensificar las actuaciones que permitan mejorar la calidad del profesorado en los centros donde los usuarios provienen de familias con menos recursos.

Ahora en portada

Comentarios