Martes, 11.12.2018 - 17:38 h
Por la exhumación de los restos de su abuelo

Franco Martínez-Bordiú advierte al Gobierno que no le "seguirá el juego"

El nieto del dictador ha señalado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez está usando la exhumación de los restos del dictador para tapar otros asuntos.

Imagen del Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos acoge, por el momento, los restos de Franco. / Cordon Press

La exhumación de los restos de Franco sigue enfrentando a la familia del dictador y al Gobierno de Pedro Sánchez en un proceso que se dilatará previsiblemente hasta final de año. En esta ocasión, ha sido uno de los nietos de Franco, Francisco Franco Martínez-Bordiú, el que se ha pronunciado respecto a los restos de su abuelo. Ha advertido que no le seguirá el "juego" al Gobierno, con la "cortina de humo" que supone todo este proceso.

En una entrevista en la cadena Cope, Franco Martínez-Bordiú ha relatado una versión distinta a la que ha venido manifestando el Gobierno, respecto al proceso legal de exhumación de los restos de su abuelo. "Cuando la vicepresidenta dijo que había hablado con la familia, era mentira. Dijeron también que tenían la aceptación de la Iglesia y no era verdad. Lo último que han dicho es que la familia les ha amenazado y también es mentira", ha advertido el nieto del dictador.

Según Franco Martínez-Bordiú, al 90% de los españoles "les importa un pito dónde está enterrado su abuelo. Me da rabia hacer el juego al Gobierno, que lo único que quiere es crear una cortina de humo. Montan una polémica absurda", asegura. El nieto del dictador afirma que toda la familia tiene la misma opinión respecto a este proceso y que ninguno de sus miembros ve que existan razones de peso para trasladar los restos mortales de su abuelo. "Si a mi abuelo le preguntasen que esto podía solucionar algo, él sería el primero que aceptaría. Pero no vamos a facilitar que jueguen con la momia de mi abuelo. Nosotros tenemos unos derechos y vamos a llevarlos hasta el último extremo", ha asegurado.

Respecto a que harían si finalmente son exhumados los restos del dictador, Franco Martínez-Bordiú afirma que le darían un "entierro cristiano". No obstante, no cree que pueda ser algo inmediato. "Se han metido en un charco para hacer creer que hacen, pero no puede hacer nada. No tienen votos. Son once ministros de propaganda", criticando la actuación del Ejecutivo de Sánchez en todo este proceso. Respecto al Valle de los Caídos, la familia Franco deja claro que nunca se construyó pensando en convertirlo en un mausoleo. "Mi abuelo jamás dijo que quisiera ser enterrado allí. Fue una decisión del Gobierno. El Valle de los Caídos es un monumento a la reconciliación. El objetivo era que, bajo la cruz, se acogiera a todos los caídos de la guerra. No era un monumento de exaltación de nada".

Por último, Francisco Franco Martínez-Bordiú ha condenado el intento de hacer borrar los cuarenta años de franquismo y los otros cuarenta de transición. "La gente joven conoce los tópicos, creados por el comunismo y la izquierda, porque se quiere cuestionar todo el orden establecido. En lugar de aprender de los errores del pasado, la generación de ahora quiere algo nuevo. Pero deben hacerlo fijándose en la realidad y no en los tópicos", dijo el miembro de la familia Franco. Un proceso que a buen seguro seguirá coleando hasta, al menos, final de año.

Ahora en Portada 

Comentarios