Domingo, 24.02.2019 - 00:57 h
Ofensiva contra las VTC

Nueve detenidos por desórdenes y daños durante la protesta del taxi en Barcelona

Rechazan la propuesta del Govern de obligar a los vehículos de alquiler con conductor a precontratar sus servicios solo con 15 minutos de antelación.

Los taxistas del área metropolitana ocuparon la confluencia de la Gran Vía con el Passeig de Gràcia de Barcelona  (EFE/Toni Albir)
Los taxistas del área metropolitana ocuparon la confluencia de la Gran Vía con el Passeig de Gràcia de Barcelona (EFE/Toni Albir)

Las protestas convocadas por el sector del taxi en Barcelona en contra del decreto del Govern sobre los vehículos de alquiler con conductor (VTC), el modelo con en el que operan empresas como Uber y Cabify, se saldaron anoche con nueve personas detenidas.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra han asegurado a Efe que hasta las 23 horas de ayer el balance de detenidos era de siete personas por desórdenes y daños en las concentraciones de protesta, mientras que la Guardia Urbana practicó otras dos detenciones.

La Guardia Urbana tiene constancia de tres agresiones a vehículos VTC, y el caso más grave se dio en la confluencia de la Via Laietana con la calle Jonqueres, donde un grupo de personas rodeó a un vehículo VTC y le reventó algunos cristales y le causó abolladuras, y el conductor tuvo que ser atendido por efectivos de emergencias por una crisis de ansiedad.

Tras una asamblea en la Gran Via el viernes iniciaron el corte y las movilizaciones, y algunos de los taxistas también hicieron una marcha hasta la plaza Sant Jaume, donde se encuentra la Generalitat.

El taxi de Barcelona inició este viernes una huelga indefinida que continúa este sábado en protesta por la decisión del Govern de limitar a un mínimo de 15 minutos el tiempo que debe pasar entre que se contrata un vehículo VTC y este puede prestar el servicio, un intervalo de tiempo que los taxistas ven insuficiente.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, explicó a Efe que  por el momento no hay avances en las conversaciones con la Generalitat. Álvarez señala que mantuvieron contactos con el departamento de Territorio de la Generalitat y les propusieron que tuvieran que pasar tres horas desde que un VTC presta un servicio hasta que se hace cargo del siguiente, y que el Govern les dijo que estudiaría incluir una medida de este tipo en la ley específica que hará para regular el sector de las VTC, pero no en este decreto.

Más allá de la marcha de los contactos, Álvarez ha condenado rotundamente las agresiones a vehículos VTC, una acción que en nada beneficia al colectivo del taxi, ha dicho. Anoche, la patronal de las VTC, Unauto, condenó los actos de violencia y pidió al conseller de Territori, Damià Calvet, que "acabe con el inaceptable chantaje del taxi".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios