Obama irá a Copenhague y ofrecerá recortar las emisiones un 17%

  • La Unión Europeaestá presionando para que se adopten recortes mayores y ha prometidoreducir sus emisiones en un 20 por ciento frente a los niveles de 1990.

Obama asistirá a las primeras sesiones de la cumbre sobre el cambio climático
Obama asistirá a las primeras sesiones de la cumbre sobre el cambio climático
Agencias
Agencias

Gráfico: Emisiones de CO2 en el mundo

El presidente de EstadosUnidos, Barack Obama, viajará a Copenhague para asistir el 9 dediciembre al inicio de la cumbre sobre cambio climático de NacionesUnidas, su país se comprometerá a recortar sus emisiones de gases deefecto invernadero para 2020 en un 17 por ciento. Laposición negociadora del presidente estadounidense se ha vistodificultada por la paralización en el Senado de un proyecto de ley queincluye recortes en las emisiones. La Cámara de Representantes ha aprobado una ley que establece el objetivo del 17 por ciento en 2020 respecto alos niveles de 2005. La versión en el Senado fija una meta del 20 porciento.

La Unión Europeaestá presionando para que se adopten recortes mayores y ha prometidoreducir sus emisiones en un 20 por ciento frente a los niveles de 1990. Obamairá a Copenhague antes de recibir su premio Nobel de la Paz en unaceremonia que se celebrará en Oslo, dijo el miércoles unfuncionario de su Gobierno, aunque no tiene previsto regresar para elcierre de la cumbre. La ONU alabó su decisión y animó a los países ricos a hacer mayores recortes en sus emisiones.Una presencia decisiva

"Esdecisivo que el presidente Obama acuda a la cumbre sobre cambioclimático en Copenhague", dijo el director del Secretariado de la ONUpara el Cambio Climático, Yvo de Boer. "Sipuede cumplir sus promesas electorales de que Copenhague tiene que serun éxito yendo él a Copenhague, entonces creo que será decisivo paralograr un buen resultado", ha agregado en una rueda de prensa transmitidapor Internet desde Bonn.La cumbre tendrá lugar del 7 al 18 de diciembre y contará con la presencia de cerca de 65 jefes de Estado y de Gobierno. DeBoer dijo que el mundo mira a Estados Unidos como ejemplo para queofrezca un objetivo de reducciones y ayuda los países en vías dedesarrollo para afrontar el calentamiento climático. Lamayoría de los países han señalado que será muy difícil alcanzar untratado legalmente vinculante, en parte por la incertidumbre sobre quépodría ofrecer EEUU.Losecologistas esperaban la presencia de Obama en la reunión de jefes deEstado y de Gobierno al final de la cumbre para dar legitimidad a unacuerdo" políticamente vinculante" que Dinamarca aún espera lograr. Enun acuerdo de este tipo, los países desarrollados estableceríanobjetivos de recortes, los países en vías de desarrollo aceptaríanfrenar la subida de sus emisiones y los ricos aportarían nuevas ayudasy tecnologías limpias para ayudar a los pobres a luchar contra elcambio climático.  "Loscompromisos agregados no igualan los niveles que la ciencia indica queson necesarios", dijo De Boer. "No hay tiempo que perder".ElPanel de la ONU para el Cambio Climático dijo en un informe de 2007 quelos países desarrollados deberían reducir sus emisiones entre un 25 yun 40 por ciento en 2020 respecto a los niveles de 1990 para evitar losescenarios peores de olas de calor, sequías, inundaciones y aumentosdel nivel del mar. Zapatero también estará en Compenhague

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, haasegurado este miércoles que "todos los líderes están confirmando en estos díasque van a acudir" a la Cumbre del Clima de Copenhague el próximo mes dediciembre, "entre ellos, nuestro presidente del Gobierno", José LuisRodríguez Zapatero. Así lo ha manifestado Ribera durante suintervención en la presentación de "Hopengahen", una campañainternacional de sensibilización ciudadana que pretende identificarCopenhague con el lugar de la esperanza (hope en inglés).

Riberaha explicado que el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, hareservado el viernes 18 de diciembre, último día de la Cumbre, a laparticipación de los líderes políticos mundiales "y les ha enviado unainvitación para ello". La secretaria de Estado se ha mostradoconvencida de que la cita danesa será "un éxito", porque "no hay ningúngobierno que esté dispuesto a asumir la responsabilidad del fracaso" yporque la presión de la opinión pública está siendo muy importante.

Mensaje de esperanza

Eneste sentido, ha considerado que la Cumbre de Cambio Climático deCopenhague "pasará a la historia como un granito de participaciónciudadana". Esta reunión supondrá "el inicio de una sendafundamental que nos permitirá configurar las necesidades futuras dedesarrollo" y "ese intenso camino, que será difícil pero posible,necesita la implicación de los ciudadanos", ha subrayado Ribera.

Porello, ha pedido que los mensajes que se transmitan sobre el resultadode la cumbre, en la que se pretende llegar a un tratado internacionalpara salvar el clima, "deben estar llenos de esperanza", en el sentidode que "a Copenhague no se va a poner limitaciones ni prohibiciones,sino a invertir en un futuro mejor" y a "apostar por un cambio quesabemos nos beneficia a todos". "Lo cierto es que hay esperanza y se va a resolver adecuadamente", ha resaltado Ribera.

Mostrar comentarios