Jueves, 19.09.2019 - 18:02 h
Tras la carta del secretario de Estado del Vaticano

Los obispos precisan que es distinto no oponerse a la exhumación que apoyarla

El secretario de la Conferencia Episcopal Española insiste en que la Iglesia no se opone a retirar los restos "si se cumple el ordenamiento jurídico".

Basílica del Valle de los Caídos
Basílica del Valle de los Caídos / EP

El secretario general de la Conferencia Episcopal (CEE), Monseñor Luis Argüello, ha admitido que la Iglesia no se opondrá a la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos si se cumplen las condiciones necesarias para ello, pero ha precisado que una "una cosa es no oponerse y otra decir que lo apoya".

El mandatario de los obispos hace estas declaraciones un día después de que el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, escribiera una carta a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la que reiteraba que el Vaticano "no se opone a la exhumación" del dictador. Argüello ha insistido, en una entrevista en la Cope, que la Iglesia no se opone a la exhumación "si se cumple el ordenamiento jurídico"

El secretario de la CEE ha recordado que en dicha misiva, Parolín reitera que la Iglesia, "si se cumple el ordenamiento juídico y con decisión de las autoridades competentes", haya o no acuerdo con la familia Franco, "no se opone a la exhumación".

Asimismo, ha recordado que Parolín, en su carta, "ha vuelto a decir lo que dijo en octubre en una nota en la que tuvo que salir al paso de las declaraciones de la vicepresidenta", en relación a la reunión mantenida en el Vaticano entre Carmen Calvo y el secretario de Estado. 

Precisamente, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, este jueves durante una entrevista en Telecinco, también se ha referido al comunicado de la Iglesia. Calvo entiende que "según el Vaticano no hay obstáculos para que se cumpla la ley" y ha dejado en manos de la organización interna de la Santa Sede establecer la orden para que los Benedictinos, quienes custodian la Basílica del Valle de los Caídos, les autoricen el paso para exhumar los restos del dictador. 

Un lugar "de respeto y de decoro"

Calvo ha vuelto a explicar que el Gobierno espera que la familia les diga dónde depositar los restos una vez se exhumen y, en caso de que no haya comunicación ninguna, decidirá el Gobierno. Ha insistido en la imposibilidad de depositar los restos en la Almudena porque "pueden estar permanentemente perturbados", por lo que emplaza a decidir un lugar de decoro y de respeto. Al respecto, ha aclarado que "políticamente estamos exhumando a un dictador", pero desde el punto de vista de los derechos humanos son restos humanos que hay que exhumar respetuosamente

Preguntado por la posibilidad de que el Tribunal Supremo establezca medidas cautelares ante  los recursos de la familia, Calvo no ha querido hacer ningún pronunciamiento pero ha defendido que el Gobierno está cumpliendo una ley, que fue "aprobada sin ningún voto en contra", y está actuando según "un procedimiento administrativo". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios