Miércoles, 11.12.2019 - 23:20 h
Las máximas seguirán siendo altas

El calor extremo da un respiro: la ola de calor se aleja tras dejar tres muertos

La última víctima ha sido una mujer de noventa años, con patologías previas, que ha fallecido en Logroño

Ola de calor, señor sentado en una hamaca junto al río
Ola de calor, señor sentado en una hamaca junto al río / EFE

El calor empezará a dar un respiro. Tras un mes de junio con varios récords por temperaturas, la ola de calor, que comenzó el pasado jueves, remite tras dejar tres fallecidos, concretamente en Córdoba, Valladolid y un último en Logroño. La última víctima ha sido una mujer de noventa años, con patologías previas, que ha fallecido en Logroño como consecuencia de un golpe de calor y que se suma a la del joven de 17 años que murió en Córdoba cuando trabajaba en el campo y al anciano de 93 años que se desplomó cuando iba caminando por una céntrica calle de Valladolid.

Arranca julio, que dará un respiro con unos valores máximos que bajarán este lunes más de 10 grados en el tercio norte, pero que seguirán siendo aún muy altos en amplias zonas del país.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, ha explicado que "la ola de calor remite" y advierte de que no hay que olvidar que "las máximas seguirán siendo altas, con previsiones de más de 35 grados en el nordeste y puntos del centro y sur peninsular y Baleares, al menos hasta el viernes".

A partir de esa fecha, la tendencia es que las temperaturas suban de nuevo en todas las regiones menos en el cantábrico que podrían bajar, con un repunte que podría situar los termómetros en zonas del nordeste ese día en torno a 40 grados.

En su opinión, todavía es pronto para "vaticinar" si a finales de esta semana podría darse la hipotética llegada de una nueva ola de calor porque eso requiere una extensión muy concreta afectada y una duración e intensidad de las temperaturas que aún no se pueden valorar.

En los próximos días habrá "vaivenes" de las temperaturas según las zonas, ha dicho el portavoz de la Aemet, tras destacar que el centenario observatorio del Retiro en Madrid registró el 28 de junio el día más caluroso desde 1920 con una máxima de 40,7 grados, tras superar el récord de 2012 en una décima.

Mañana, la previsión apunta a que el calor seguirá remitiendo hasta dejar tres comunidades (Aragón, Baleares y Cataluña) bajo alerta amarilla o nivel intermedio por temperaturas de hasta 36 grados y tormentas.

Los dos últimos días de junio -el pasado fin de semana- fueron respectivamente los más calurosos del período de referencia 1981-2010, los de mayores valores de toda la serie de la estación y récords anuales para toda la serie.

Ayer las máximas alcanzaron casi 43 grados en Zaragoza y superaron ligeramente los 42 en Teruel, Lleida y Navarra, frente a unas mínimas cuyos valores más bajos se registraron en Las Palmas (Vega de San Mateo) con 5,5 grados, y en Bizkaia (Punta Galea), con 6,4 grados.

En Madrid el tiempo será algo más fresco, con 35 grados, mientras que en Toledo, Lleida, Ciudad Real se llegará previsiblemente a los 37, y en Zaragoza, 36. Por el contrario, las máximas más bajas serán probablemente en San Sebastián y Oviedo, con 21, y en Santander y A coruña, 22.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING